LORETO: BALANCE ECONÓMICO 2017 Y PERSPECTIVA 2018

Redacción 11 de enero del 2018 - 3:32 PM

Por Roger Grández Ríos – Director del  Instituto de Desarrollo Socioeconómico (IDS) – Loreto

Al comenzar este año que se va, la situación económica en Loreto pintaba ya un horrible panorama: la actividad petrolera estaba en la lona conjuntamente con el sector forestal, ambos combinan un excelente escenario de una economía recesiva en un sistema económico donde lo primario sella su identidad y donde existe poco espacio para virar a la diversificación.

Ingresamos al 2017 con aproximadamente 110 mil trabajadores que habían perdido su empleo formal con un sector financiero que operaba en medio de la turbulencia y había aumentado su cartera atrasada en s/.60 millones. Al finalizar 2016 Loreto ya se encontraba en un franco proceso recesivo con 8 trimestres consecutivos de caída libre de las actividades económicas, terminando con -12.7% de PBI acumulado.

El canon petrolero en el 2016 rozaba los s/.24 millones frente a los s/.291 millones del año 2013. Era un caos total.

En medio de esta fuerte crisis recesiva, el único negocio que marchaba con viento a su favor fue los beneficiarios del reintegro tributario que acumularon en ese año de fuerte desempleo y crisis generalizada, la cantidad de s/.112 millones, directo a sus bolsillos. Si este importante recurso hubiese ingresado al sistema económico para inversión pública y social, el impacto de la crisis hubiese sido menos doloroso.

El stres colectivo por el temor de caminar por la misma senda del 2016 era la nota al empezar el 2017. La actividad petrolera no levantaba vuelo y en los 2 primeros meses del año, los precios del crudo cotizados en el mercado internacional se habían derrumbado por debajo de los US$30 barril y los conflictos socioambientales estaban en alerta y listo para detonar.

En el primer trimestre, la actividad económica seguía mostrando resultados negativos, pero ya no con la misma intensidad de anteriores periodos, pero estaba golpeando a una economía debilitada por la crisis, y al no contar con una base productiva diversificada, la absorción de la mano de obra expulsada de la actividades primarias de producción, como es el petróleo y la madera, se alojó en las actividades informales a gran escala, con sus secuelas propias de marginalidad y caer en la franja perversa de la pobreza.

En los próximos 2 trimestres, los números por primera vez cambiaron de color, pero muy lejos de cambiar el dolor de las familias, afectados por la falta de empleo formal y abrumados por las deudas. Este impulso fue producto de una recuperación de la actividad petrolera y sobre todo de un fuerte impulso del sector público, que comenzaron a dinamizar el gasto.

En este periodo tanto el Gore Loreto como las municipalidades devengaron montos en obras por un valor de s/.323 millones, siendo el mes de mayor dinamismo del gasto, septiembre, donde se da inicio el proyecto de obra del hospital Garayar Garcia (Hospital de Iquitos) a cargo del Gore Loreto que gastó en estos 2 trimestres la cantidad de s/.180 millones. Ante una fuerte crisis económica y en un sistema económico escasamente diversificado y en un territorio enorme, el incremento del gasto público es la bala de plata que puede detener las secuelas negativas de la crisis. Al finalizar el presente año los 3 niveles de gobierno (nacional, regional y local) gastaron en contratación de personal CAS y personal profesional técnico la cantidad de s/.392 millones, que representa s/.48 millones adicionales que en el año 2016. En la ejecución de inversión para proyectos de obras, se gastaron al finalizar el año un monto de s/.861 millones, incorporándose un gasto adicional al sistema económico un valor de s/.303 millones con respecto al año anterior.

De acuerdo a la última publicación de PeruCámaras (edición diciembre), el PBI de Loreto para el 2017 será de 5.4%; es importante mencionar el aporte de la actividad privada en una inversión de riesgo para apuntalar a Loreto como un gran jugador a partir del próximo año.

La inversión privada en el sector turístico es cada vez más importante. Así tenemos la apuesta por el futuro de Loreto de Best Western PLUS, Hillton y Casa Andina con una importante inversión que van a reacomodar el estándar hotelero para el 2018 ante el inicio de la apertura de la ruta Cuzco-Iquitos-Cuzco señalado para el 2 de julio.

Para el 2018 las expectativas de crecimiento de Loreto son enormes. Según MacroConsult el comportamiento de la actividad económica tendría un crecimiento de 8.8% del PBI, sostenido sobre la base de la actividad petrolera. Sin embargo, la apuesta por iniciar la diversificación productiva sostenida sobre la base de la inversión natural de nuestros recursos se va fortalecer a partir del siguiente año en un largo camino hacia la economía verde.