VERÓNIKA MENDOZA: “EL GOBIERNO DE VIZCARRA NO ESTÁ A LA ALTURA DEL MOMENTO HISTÓRICO”

Redacción 14 de mayo del 2018 - 9:26 AM

Fuente: La República

Verónika Mendoza. Excandidata presidencial y lideresa de Nuevo Perú.

Verónika Mendoza (con su equipo) busca inscribir (el plazo vence en noviembre) a Nuevo Perú. En esta entrevista denuncia las trabas que, dice, son impuestas desde el Congreso para cerrar el paso a nuevas opciones políticas. Y responde sobre la marcha del gobierno de Martín Vizcarra y, cómo no, de Venezuela.

Lamentablemente, más allá de algunos gestos importantes y declaraciones de buena voluntad, estamos viendo más de lo mismo, ¿no? Creo que lo que le tocaba al señor Vizcarra era jugar un rol histórico, enfrentar una profunda y estructural crisis política, lo cual requería de su parte empezar con algunas reformas.

¿Cuáles?

Como la reforma política y la reforma tributaria, para ponernos en el terreno económico. Pero ni en lo uno ni en lo otro se ha comprado el pleito.

Esta semana ha habido modificaciones en el ISC.

Cuando lo que se necesita es un giro de timón en reforma tributaria, lo que hacen es aumentar el ISC a las bebidas azucaradas, a los cigarrillos…

¿No está de acuerdo?

Está muy bien y lo saludo. Pero, ¿qué hay de las millonarias exoneraciones tributarias a las mineras, bancos, casinos y universidades privadas como las del señor Acuña que le significan al Estado un perjuicio de 16 mil millones de soles? Tiene que haber un compromiso real, no solamente parches. Si no abordamos las reformas de fondo esto se va a poner peor. Si no se aborda una reforma política integral esto se va a terminar de podrir por dentro y el próximo Congreso va a estar lleno de corruptos y narcos.

Es decir, usted ve en Vizcarra una continuación de Pedro Pablo Kuczynski.

Es más de lo mismo: continuidad en el sistema político, en el modelo político. Saludo que se hayan puesto sobre la mesa algunos temas, sin embargo no bastan parches.

¿Cree que Vizcarra no tiene liderazgo?

Lamentablemente, este gobierno del señor Vizcarra no está a la altura del momento histórico para enfrentar la grave y profunda crisis política. Es cierto que haber sacado a Kuczynski ha sido un paso importante contra la impunidad, pero las reglas que permitieron la corrupción de él y los presidentes anteriores se mantienen intactas.

¿No es demasiado dura con un gobierno que no llega a los dos meses siquiera?

Se supone que en el primer mes es cuando planteas tus grandes líneas y demuestras si tienes o no la voluntad de encarar los grandes temas. Nuestra expectativa, como Nuevo Perú, era que Vizcarra empezara a liderar un proceso de transición para recuperar una democracia secuestrada por el poder del dinero y ponerla al servicio de la gente.

Hay que considerar que Vizcarra llegó de emergencia.

¡Justamente! Por lo mismo se requería de él… o se requiere de él; vamos a poner que todavía hay posibilidad…

Faltan más de tres años de gobierno y ya lo sentenció.

…Se requiere del señor Vizcarra un mayor liderazgo, no solo maquillajes ni expresiones de buena voluntad. De acuerdo, démosle en algunas cosas el beneficio de la duda. Sin embargo, quiero ver si se van a corregir cosas importantes: el año pasado se ha devuelto 6 mil millones de soles a las empresas mineras. En lugar de plantear recuperar ese dinero para salud y educación, se plantea darles más facilidades (tributarias) a las mineras. Eso, a estas alturas, es inmoral.

¿El beneficio de la duda incluye al gabinete?

Esto no es de personas. Se trata de compromisos.

¿Le da el beneficio de la duda a César Villanueva?

Mi concepto de Villanueva como persona es el mejor, pero eso no basta. Hasta el momento lo que yo percibo es continuismo y poca voluntad de comprarse el pleito de fondo.

¿Percibe cercanía entre el Ejecutivo y el fujimorismo? ¿Le llaman la atención las declaraciones de fujimoristas alabando al gobierno?

Más allá de las cortesías o protocolos entendibles en política, lo que preocupa es que el gobierno no asuma una lucha frontal contra la corrupción ni se compre el pleito de la reforma política-electoral, a lo mejor para no pelearse con el fujimorismo. Eso sí me parece grave, porque pretender que este Congreso va a impulsarla (la reforma), es una farsa.

¿Debió haberse pedido facultades legislativas para la reforma política-electoral?

Claro. ¿Y por qué no lo hizo? Para no pelearse con el fujimorismo, cuando hubiera tenido de su lado a toda la gente en la calle.

Usted fue muy cercana a Ollanta Humala y a Nadine Heredia y formó parte del Partido Nacionalista (PN). ¿Qué piensa de los últimos acontecimientos que lo involucran?

Yo fui la primera en renunciar al PN, antes de que se cumpliera el primer año de gobierno…

Eso lo recuerdo. Por eso empleo el pasado.

Y soy la que más fuertemente denunció la traición que significó ese gobierno frente a la esperanza de miles de peruanos.

Muy bien, ¿pero qué piensa de lo ocurrido en estos días?

Lo que me queda claro es que esta justicia no está midiendo a todos con la misma vara, ¿no? Porque a AG y a la señora Fujimori, que tienen sobre ellos los mismos indicios y denuncias que el señor Humala, no se les toca ni con el pétalo de una rosa. Y eso es grave, porque la poca confianza que la gente había empezado a recuperar en el sistema de justicia se está cayendo en picada.

¿Son muy severos con Humala y no con el resto?

No hay un trato equitativo. El rigor con los señores Humala no se está teniendo con los otros involucrados en los mismos casos.

¿Qué piensa de Humala ahora, en estos momentos?

Que está pagando caro la traición que le hizo al pueblo peruano.

Hablemos de su partido. Entiendo que la inscripción camina un poco lenta.

Nosotros como Nuevo Perú existimos.

A lo que voy es que no van a participar en el 2021 si no cumplen los requisitos.

Estamos en el proceso de recoger las firmas.

¿Y cómo van?

Con dificultad, no lo voy a negar, porque nosotros no tenemos financistas, no tenemos plata para brigadistas. Es nuestra militancia la que de manera autogestionaria sale a recoger las firmas.

¿Cuántas firmas van?

Difícil dar una cifra. Sí puedo decir que si nos aplicaran la misma valla que le aplicaron a los que están hoy en el Congreso, ya estaríamos inscritos.

¿Van a llegar a noviembre, cuando se les acaba el plazo?

Estamos haciendo todo el esfuerzo. Y sin embargo, hay que denunciarlo: este es un sistema perverso. Al final de cuentas, quienes más rápidamente se inscriben son los que más plata tienen. Las reglas están hechas para favorecer a quienes tienen billete.

¿Qué pasaría si no se inscribieran?

Yo confío en que sí.

Bueno, yo puedo confiar en mil cosas.

Es que no les basta con exigir la valla más alta del planeta; repito: del planeta. Ahora quieren exigir tres años de militancia, lo cual ya nos pone fuera de plazo. Quienes están en el poder le quieren cerrar el paso a las nuevas opciones para seguir cometiendo sus fechorías. Si nos siguen poniendo trabas tendremos que recurrir al Tribunal Constitucional.

¿Qué alegarían?

Que están violando nuestro derecho a la participación política.

¿Acaso ustedes no compraron el kit con las actuales reglas vigentes?

Así es. Y eso no me impide señalar que son reglas abusivas y antidemocráticas.

¿Y no debieron recurrir al TC antes de comprar un kit y ver que no podían llegar? Suena extemporáneo.

Nosotros no nos hemos quedado callados. Hemos planteado proyectos que se han quedado dormidos. Y seguiremos peleando para renovar la política.

¿Cuánto han invertido hasta ahora, aproximadamente, en construir su partido?

Es difícil cuantificarlo. No tenemos un presupuesto asignado. Se invierte lo que cada militante o comité aporta.

¿Quiénes aportan?

No tenemos una empresa detrás, o una empresa particular que nos esté financiando. Y preferimos seguir así para no hipotecarnos. Nos autogestionamos.

El partido de José Luna ya se inscribió. El Partido Morado, con Julio Guzmán, ya presentó su expediente. Ellos lo han hecho con las mismas reglas que ustedes. ¿Por qué ellos sí han podido y ustedes no?

(Golpea la palma de su mano con el puño). Ellos tienen billete.

¿Julio Guzmán tiene plata?

Él ha dicho, ¿no?, que tiene financistas. Y no sé.

¿Se arrepiente de haber votado por Kuczynski?

No, de ninguna manera. ¿Se imagina a la señora Fujimori gobernando, al narcoestado que tendríamos instaurado?

¿Y de haber militado en el nacionalismo?

No, es parte de mi historia de vida, de mi historia política.

El PN y Kuczynski. No ha elegido bien usted, políticamente hablando.

¡No! Yo creo que el PN fue una buena elección, un proyecto en el cual millones de peruanos volcaron sus esperanzas de cambio. Otra cosa es que quienes estaban en la cúpula los traicionaron. Y tampoco me arrepiento de haber llamado a votar contra el fujimorismo, porque las prácticas montesinistas de los videítos para chantajear están vigentes en los dos bandos de ese grupo.

“No hay entrevista en donde no me pregunten por Venezuela”

¿Le siguen preguntando por Venezuela?

Siempre. No hay entrevista donde no me pregunten por ese tema. Ni una. Usted mismo lo está haciendo ahora.

Sus respuestas sobre Venezuela las conozco. No pretendo que repita lo que dijo 200 veces antes. Sí quiero preguntarle por qué cree que siempre le consultan por lo mismo.

Porque no quieren debatir los grandes temas de fondo. Quieren distraer al país de sus faenones y corruptelas poniendo de fondo a Venezuela. Y le aseguro que me seguirán preguntando sobre Venezuela, por los siglos de los siglos, amén.

¿Y no será que le preguntan y preguntan porque no ha ofrecido una respuesta tajante?

Yo siento que he sido absolutamente clara y he dicho con transparencia mi posición. Que no le guste a quien tengo al frente, es otra cosa. A mí me indigna el nivel de hipocresía de algunos –no todos- que plantean el tema. Porque cuando se trata de violaciones a los derechos humanos o de autoritarismo en nuestro país, no dicen nada. Solo se pronuncian cuando pasa en Venezuela.

¿De qué vive usted?

En estos momentos, de mi trabajo como antropóloga y desde hace unos meses recibo una remuneración del partido, con aportes de los militantes de la organización.

Que incluye a los congresistas, imagino.

Así es.

¿A cuánto asciende esa remuneración partidaria?

En estos momentos, a 3 mil soles mensuales.

¿Y en qué consiste su trabajo profesional como antropóloga?

Pequeños trabajos: talleres con organizaciones sociales, informes, cosas así.

¿Cuánto gana ahí?

No se gana mucho. No vivo con grandes lujos.

Usted tuvo una participación destacada en el 2016 y ahora intenta crear su partido, un recorrido similar al de varios. ¿Nuevo Perú es el partido de Verónika Mendoza?

No es cierto, acá no hay dueños ni dueñas.

Vi en una encuesta de Datum que su desaprobación supera el 60%. Comparado con otros, le va mejor, pero es un porcentaje bastante alto. ¿Cómo explica eso?

En gran medida se debe a la gran campaña de estigmatización y desprestigio que enfrentamos las fuerzas de cambio, tratando de asociarnos con el terrorismo cuando no hay absolutamente nada que nos acerque a eso, tratando de meternos en el caso de los corruptos cuando somos el partido más austero.