UNA RECONSTRUCCIÓN MÁS EXPEDITIVA

Redacción 29 de noviembre del 2018 - 9:05 AM

Fuente: El Peruano 

Dos son los factores que influirán en esta auspiciosa proyección. A diferencia del año fiscal 2018, el 2019 empezará con muchos expedientes técnicos aprobados que garantizan la ejecución inmediata de los proyectos, lo que no sucedió a principios de este año, ha subrayado el director ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC), Edgar Quispe.

El segundo aspecto decisivo es la vigencia de un marco normativo que no implicaba, a diferencia del anterior, medidas excepcionales y ágiles para activar con celeridad la reconstrucción en la ejecución de obras.

Por su complejidad y las implicancias de los daños causados, la reconstrucción de la infraestructura pública y las zonas pobladas afectadas por el impacto del Fenómeno El Niño Costero es un proceso largo y difícil que demanda de una planificación de medidas y acciones conjuntas para alcanzar resultados. Una tarea en la cual el Gobierno del presidente Martín Vizcarra ha trabajado desde marzo de este año, mes en que asumió funciones.

Por eso, el director ejecutivo de la ARCC resalta que el apoyo de las autoridades de más de 10 gobiernos regionales y los más de 700 gobiernos locales que participan en estas tareas ha sido clave para afianzar este proceso durante el 2018. Todos ellos, junto con las carteras involucradas en este proceso, han hecho posible los avances para que los expedientes técnicos queden listos el próximo año.

El proceso de reconstrucción implica un complicado camino desde la etapa de preinversión. Información oficial revela que en el 2018 se contó con más de 4,000 intervenciones y que se han transferido más de 4,000 millones de soles. Ahora, en convocatoria y en expresión de interés, listas para el inicio de ejecución en las próximas semanas, hay 2,433 intervenciones por cerca de 2,000 millones de soles. Mucho de todo esto se visualizará en el 2019.

Como proceso de este tipo de alcance subnacional, ha recalcado Edgar Quispe, se enfrentan percances propios de toda ejecución de obras con recursos públicos, los cuales se van resolviendo, como retrasos de días en la licitación, por ejemplo. No obstante, se transfieren recursos a las unidades ejecutoras basándose en una programación.

A escasas cinco semanas de ingresar en un nuevo año, se proyecta la inyección de 7,000 millones de soles para ejecutar 3,400 intervenciones. Ahora, el Poder Ejecutivo y la ARCC trabajan la inducción con las nuevas autoridades locales y regionales para que tomen conocimiento de lo que implica la reconstrucción y se involucren en tomar la posta de sus antecesores para avanzar, de manera que no se afecte la ejecución de los proyectos. Una tarea que tendrá, si se asume con responsabilidad y conciencia de lo que representa, el camino allanado para avanzar con celeridad en el 2019.