SENDERO LUMINOSO Y ETNOCACERISMO CONCRETAN ALIANZA DE TERROR CONTRA EL PERÚ

Redacción 14 de abril del 2018 - 10:23 PM

Octavio Salazar , presidente de la comisión  de defensa del congreso de la República

RCR, 14  de abril 2018.- El acercamiento entre la facción terrorista Proseguir, de Sendero Luminoso, bajo el mando del criminal narcotraficante José Quispe Palomino, y las fuerzas del etnocacerismo, grupo asesino de policías que siguen al encarcelado Antauro Humala, se ha concretado en el VRAEM y han conformado una sociedad muy peligrosa para toda la población peruana que necesita ser protegida por el estado, sostuvo Octavio Salazar, congresista de la república por Fuerza Popular.

Esto se desprende, dijo, de la foto que circula en todos los medios en la que se aprecia a Quispe Palomino, junto al lugarteniente de Antauro Humala comnocido como “Sacha”, ambos personajes reunidos en algún lugar de la región, donde se muestra, colocados detrás de ellos, el conocido trapo rojo con la hoz y el martillo, que representa a Sendero Luminoso, junto a otra tela con los siete colores del arco iris, tal como se reconoce al etnocacerismo.

“Sendero Luminosos siempre ha estado acantonado en ese punto de confluencia de cuatro regiones, cerca a Vizcatán, pues es una zona que conocen que tiene abrigos y cubiertas que los protegen contra las incursiones de nuestras Fuerzas Armadas y policiales. Allí se han contactado con los emisarios de Humala”, reveló.

Añadió que en la imagen se observa a varios jóvenes más en posición de cuclillas y armados, quienes, a decir de Salazar, son nada menos que “pioneritos”, niños captados hace doce o trece años desde sus caserios y adiestrados por Sendero Luminoso, que ya crecieron y forman ahora parte de las huestes subversivas.

Salazar detalló que “Sacha” es un emisario de Antauro Humala -preso por la toma de la comisaría de Andahuaylas el 1 de enero del 2005, que dejó seis muertos- y que coordina a nombre del etnocacerismo con diversas organizaciones sociales.

Según fuentes consultadas, “Sacha” sería Eddy Villaroel Medina, militante etnocacerista desde hace varios años quién quien mantiene estrecha coordinación y sería el segundo al mando en la organización de Antauro Humala.

El también ex director de la Policía Nacional, dijo que otro grupo que estaría insurgiendo en la zona es el denominado Inkarri Islam, conformado por unos cientos de peruanos, principalmente en la zona sur del país, de los que una veintena ha viajado a Irán para convertirse al islam chii.

Según el analista internacional, Joseph Michael Humire, la mayor parte de esta red de adoctrinamiento islamista procede de etnocaceristas, que tienen un brazo paramilitar, la Asociación Plurinacional de Reservistas del Tahuantinsuyo (ASPRET), que trabaja estrechamente con esta nueva organización islámica para reclutar y adoctrinar a jóvenes desarraigados a lo largo del país.

Investigaciones del Inteligencia han señalado a Edwar Quiroga Vargas como un importante enlace y dirigente de Inkarri Islam. Lo preocupante es que Quiroga se ha presentado en repetidas ocasiones para presidir la provincia de Abancay en las listas de etnocaceristas formando parte de Frente Amplio, coalición política que apoyaba a la candidata Verónika Mendoza a la presidencia de Perú.