SEGUIRÁN DANDO CRÉDITOS A PEQUEÑOS AGRICULTORES

Redacción 07 de febrero del 2018 - 12:42 PM

La ministra de Economía, Claudia Cooper Fort, descartó esta tarde ante la Comisión Agraria el cierre de Agrobanco y garantizó que seguirá atendiendo con créditos a los pequeños agricultores. También señaló que viene trabajando de manera consensuada un modelo crediticio en favor del sector agrario.

En otro momento, informó que iniciará una investigación sobre los créditos dados a grandes empresarios agricultores, pero aclaró que estos fueron dados por una ley. “Efectivamente, el problema no es Agrobanco, sino el modelo crediticio y eso vamos a tener que corregir. Lo que no queremos es seguir poniendo dinero y que no vaya al agricultor. Lo que queremos es darle a ese dinero un impacto social en el corto plazo”, expresó.

Dijo que el MEF maneja recursos escasos y desmintió que hayan puesto alguna traba al sector agrario. “Para nosotros el agricultor es sumamente importante, no es verdad que hayamos puesto un alto al sector agrario. Lo que proponemos es que los recursos se vayan de la manera más productiva, es decir, con un mayor impacto y para eso estamos viendo qué propuestay hay que generen un mayor beneficio al agricultor”, señaló.

Cooper Fort indicó que su cartera está proponiendo al corto y mediano plazo una ventana crediticia al bajo costo para el financiamiento de los 50 mil productores agrarios, así como una restructuración financiera, es decir un proceso agresivo de cobranza a los créditos morosos de la cartera mayorista.

De igual manera, propuso generar una normativa que garantice y asegure el rol del Estado; así como una estrategia sostenible el financiamiento al agro trabajando en conjunto con el Ministerio de Agricultura. Finalmente, planteó generar un sistema de seguro agrario y de garantía; y a un sistema de transformación digital.

Previamente, se presentó ante el grupo de trabajo la presidenta del directorio de Agrobanco, Jane Montero Aranda, quien cual explicó sobre la situación económica, financiera y patrimonial de su institución financiera, así como las amenazas o riesgos que enfrenta para la continuidad de la prestación de servicios a los agricultores y ganaderos.