Recomiendan alimentar en zona altoandinas a niños para mantenerlos sanos con productos ricos en vitaminas, como el hígado, huevo, espinaca, charquis, y cochayuyos

Redacción 12 de junio del 2017 - 4:59 PM

RCR, 12 de junio 2017.- Ada Asillo, nutricionista y responsable de los proyectos Salud y Nutrición de la ONG Acción Contra El Hambre en el distrito de Ajoyani, Puno, recuerda que la leche materna es la forma más adecuada y natural de proporcionar aporte nutricional, inmunológico y emocional al bebé.

RCR, 12 de junio 2017.- La alimentación en los niños durante un proceso infeccioso es importante para su pronta recuperación, más aún en épocas de heladas y bajas temperaturas, así informó a RCR, Red de Comunicación Regional, Ada Asillo, nutricionista y responsable de los proyectos Salud y Nutrición de la ONG Acción Contra El Hambre en el distrito de Ajoyani, provincia de Carabaya, región Puno.

“Cuando un niño se enferma es normal que el apetito disminuya, por lo cual recomendamos aumentar las veces para alimentarlos, así como líquidos tibios. Si el niño es menor de 6 meses se debe continuar con la leche materna exclusiva, porque contiene los nutrientes necesarios para mantener al bebe sano”, destacó.

La licenciada, también dijo que los niños que ya no lactan deben ser alimentados con productos ricos en vitaminas, proteínas y minerales como el hígado, huevo, espinaca, charquis, cochayuyos, entre otros; así como líquidos a demanda.

“Cuando un niño se enferma pierde líquido y se deshidrata y es necesario aumentar líquidos tibios durante todo el proceso infeccioso, pero que este no interfiera con los horarios de alimentación”, precisó.

Ada Asillo, resaltó que en las campañas de información a la población y capacitación al personal de salud del centro médico, así como a los agentes comunitarios se vienen reforzando los temas de nutrición en el hogar.

Finalmente, señaló que estas actividades se vienen realizando a través de los proyectos de Salud y Nutrición que ejecuta Acción Contra El Hambre en el distrito de Ajoyani, con el financiamiento de la empresa Minsur y el Fondo de las Américas.