PROYECTO DE APOYO DE NUEVA ZELANDA AL SECTOR LECHERO PERUANO HA LOGRADO INNOVACIÓN Y RENTABILIDAD DE GANADEROS

Redacción 11 de febrero del 2019 - 10:54 AM

Especialista de la Dirección General de Ganadería (DGGA) del ministerio de Agricultura, Jorge Bernal Madrid, manifestó que se tiene como objetivo incrementar la productividad y el ingreso de los pequeños y medianos productores de leche y procesadores de queso en Puno, Cusco y Cajamarca.

RCR, 9 de febrero 2019 .- El mejor logro del Proyecto de Apoyo de Nueva Zelanda al Sector Lechero Peruano 2016 – 2021 (PANZSLP) ha sido la independencia del sector público lograda por los productores ganaderos, mediante la innovación y la rentabilidad de sus productos, afirmó el especialista de la Dirección General de Ganadería (DGGA) del ministerio de Agricultura, Jorge Bernal Madrid.

“Tal vez el mejor resultado de este proyecto es que los productores dejan de ser dependientes del sector público y empiezan ellos mismos a convertirse en innovadores, así como en determinar cual es el mejor camino para ser rentables”, subrayó.

Explicó que el Proyecto de Apoyo de Nueva Zelanda al Sector Lechero Peruano 2016 – 2021 (PANZSLP, por sus siglas en español), es un proyecto binacional, resultado de las coordinaciones realizadas a partir del año 2013, entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio de Nueva Zelanda (MFAT, por sus siglas en inglés) y el Ministerio de Agricultura y Riego del Perú (MINAGRI), y que nace a la par con la Dirección General de Ganadería.

Dijo que en base a la experiencia previa del Proyecto de Desarrollo de Nueva Zelanda 1974-1979, el MINAGRI solicitó apoyo a Nueva Zelanda, a fin de desarrollar de manera sostenible el sector lechero peruano.

“Los neozelandeses se enfocan en producir leche al menor costo posible. El sector lechero (nacional) anda en un crecimiento sostenido. Sin embargo, los temas de precios siempre son un reclamo de los productores en el campo. Este proyecto tiene visión neozelandesa de bajar los costos de producción para obtener rentabilidad de los precios que se paguen en el mercado”, anotó.

En diálogo con el programa “Ganadería y desarrollo al día” de Red de Comunicación Regional (RCR) Bernal Madrid manifestó que el Proyecto de Apoyo de Nueva Zelanda al Sector Lechero Peruano 2016 – 2021 (PANZSLP) tiene como objetivo general incrementar la productividad y el ingreso de las y los pequeños y medianos productores de leche y procesadores/as de queso en tres regiones de la sierra peruana (Puno, Cusco y Cajamarca), a través de la adopción de prácticas mejoradas de producción lechera, su manipulación y procesamiento, apoyadas por sistemas de investigación y extensión más efectivas.

El funcionario refirió que el proyecto binacional es ejecutado por cuatro actores claves: la empresa neozelandesa que administra los recursos del ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio de Nueva Zelanda; la Dirección General de Ganadería del ministerio de Agricultura (DGGA-MINAGRI); la dirección de Desarrollo Agrario del Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural (DDA-AGRORURAL), que cofinancia el proyecto, a través del programa presupuestal 121; y los más importantes, que son los productores, como usuarios del proyecto.

“En nuestro reporte hemos cuantificado que van como 1 300 (usuarios del proyecto), por región. Sin embargo, debemos comprender que esto es un proceso de entrenamiento. Y vamos logrando objetivos en las granjas piloto´´, que una de las estrategias del proyecto. Es una estrategia de mediano plazo, ya que el proyecto dura cuatro años”, detalló.

Componentes del proyecto

Bernal Madrid señaló que el Proyecto de Apoyo de Nueva Zelanda al Sector Lechero Peruano 2016 – 2021 consta de tres componentes básicos.

Indicó que el primer componente está relacionado al desarrollo y demostración de las prácticas optimizadas o mejoradas de producción en la ganadería lechera bovina.

“(Son prácticas optimizadas) un mejor manejo del pastoreo. Una mejor asignación de alimento y agua para las vacas. Tener la condición óptima del ganado para que entre a la parición. Entonces, son puntos claves que van a intervenir o determinar la producción de leche y la rentabilidad posterior”, especificó.

Dijo que la estrategia en este componente se basa en el establecimiento de nueve parcelas demostrativas (tres parcelas por región), en las que se validan y demuestran practicas mejoradas de producción lechera.

Agregó que el segundo componente está referido al desarrollo y demostración de prácticas y procesos mejorados de control de calidad, con inocuidad, de leche cruda y quesos.

“Uno de los principales problemas que hay, a nivel nacional, y que nosotros hemos identificados en Puno, Cusco y Cajamarca, es el de la hinchazón del queso. Justamente, en la temporada de lluvias cuando la temperatura aumenta. Y eso se debe a que hay problemas de contaminación bacteriana, por unas malas prácticas. Y el productor que ordeña vacas sabe que tiene que cumplir un protocolo de aseo e higiene”, apuntó.

Sostuvo que el tercer componente está vinculado al desarrollo y demostración de los métodos mejorados de investigación y extensión, centrados en los usuarios.

“Nosotros, en los pilotos, desarrollamos parcelas de investigación participativa en las que están involucrados los productores, quienes se convierten en innovadores; los profesionales del INIA; y algunos productores e investigadores de las universidades locales. Entonces, los productores ven los resultados de esa investigación”, anotó.

Proyectos piloto de las regiones de Cajamarca, Puno y Cusco

El Coordinador Nacional del Proyecto de Apoyo de Nueva Zelanda al Sector Lechero Peruano 2016 –  2021 expresó igualmente que los diversos proyectos -piloto de las regiones de Cajamarca, Puno y Cusco, se desarrollan con la participación del INIA, AGRORURAL y con las respectivas universidades locales.

En Cajamarca, los proyectos pilotos se ubican en las provincias de Chota (distrito de Chota), Cutervo (distrito de Cutervo); y dos en la provincia de San Miguel (distrito de Calquis).

En Puno, existen dos proyectos piloto, en el distrito de Tirapata (provincia de Azángaro); dos en el distrito de Huatasani (provincia de Huancané); y otro adicional en el distrito de Caracoto (San Román).

Y, en el Cusco, los proyectos piloto se ubican en los distritos de Kunturkanki y Layo (provincia Canas), Sangarará (provincia de Acomayo) y Alto Pichigua (provincia de Espinar).

Ver entrevista…