PROCURADOR BRASILEÑO DE CASO LAVA JATO CONTARÁ SU EXPERIENCIA EN AREQUIPA

Redacción 01 de diciembre del 2018 - 9:16 AM

Fuente: La República

El exprocurador general de Brasil, Rodrigo Janot Monteiro de Barros, dirigió la operación Lava Jato que desnudó los sobornos de los empresarios brasileños a funcionarios estatales, con el fin de obtener la buena pro en obras públicas. En nuestro país, estas coimas llegaron con la empresa Odebrecht. El exprocurador estará en Arequipa el 12 y 13 de diciembre para compartir su experiencia de combate contra la corrupción.

La visita de Rodrigo Janot tendrá lugar en el marco del Congreso Internacional Anticorrupción 2018, organizado por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa). El evento reunirá a otras figuras que simbolizaron la lucha anticorrupción, como José Ugaz, actualmente presidente de Transparencia Internacional. Ugaz desempeñó un importante papel entre el 2000 y 2002, al asumir la Procuraduría Ad Hoc que investigó la corrupción de Vladimiro Montesinos.

El decano del Derecho, Javier Lizárraga, señaló que el detonante para organizar el congreso fueron los recientes casos de Odebrecht y Los Cuellos Blancos del Puerto, que implica a magistrados del Poder Judicial en el tráfico de influencias.

Según Lizárraga, el debate es necesario porque la corrupción está enraizada en la sociedad peruana, no solo en el Estado.

Añade que el sistema peruano no combate el flagelo. Una muestra es que luego del destape de la podredumbre en el gobierno de Alberto Fujimori, el fenómeno se ha presentado de forma cíclica, como la mafia Orellana, los sobornos de Odebrecht y los CNMAudios.

Lizárraga señala que desde el Estado no hubo una política de combate contra las malas prácticas. Puso como ejemplo la labor de José Ugaz, que no fue apoyada por el gobierno de Alejandro Toledo. Contra el expresidente pesa un pedido de extradición de Estados Unidos, para que sea investigado por recibir 20 millones de dólares de Odebrecht.

Lizárraga considera que, a pesar de todo, aún hay esperanza, pues la ciudadanía rechaza la corrupción. Puso como ejemplo el colectivo “Yo no soy corrupto”, formado por alumnos de Derecho, quienes entregaron un polo con el lema al presidente Martín Vizcarra la semana pasada.