PAPA FRANCISCO: CONOCE AL CRISTO QUE LO ACOMPAÑÓ EN SU ENCUENTRO CON PUEBLOS INDÍGENAS

Redacción 22 de enero del 2018 - 8:00 AM

Fuente: Andina 

Fue esculpido en madera por jóvenes del taller Don Bosco de Vilcabamba

El Cristo crucificado que destacó en el escenario del Coliseo de Madre de Dios, donde el Papa Francisco sostuvo un histórico encuentro con delegaciones de las comunidades indígenas amazónicas y andinas el pasado viernes 19 de enero, atesora una historia que vale la pena conocer.

De dos metros y medio de altura en la cruz que lo sostiene, el Cristo fue esculpido en madera por jóvenes de Vilcabamba, un distrito de la provincia cusqueña de La Convención y que forma parte de la jurisdicción eclesial del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, anfitrión de la inolvidable visita.

Esta bella imagen religiosa recorrió un viaje de casi un día por carretera desde Cusco, al igual que tres sillas que se ubicaron en el escenario del coliseo. Una de ellas, la que estuvo al centro, es la que ocupó Jorge Mario Bergoglio, nombre de pila del Papa Francisco.

“El crucifijo y las sillas fueron hechos por jóvenes que pertenecen a la familia de artesanos Don Bosco”, manifestó Agustín Guzmán, administrador de la parroquia del mismo nombre.

La propuesta de esculpir el Cristo crucificado en madera surgió de la propia parroquia, explicó el monseñor David Martínez de Aguirre, obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado. “En Vilcabamba se ofrecieron desde el primer momento. Ellos me dijeron: qué hacemos por la llegada del Papa Francisco, y yo les contesté que si me pueden hacer un Cristo”.

“Queremos que este cristo sea el Cristo que el Papa Francisco, con su presencia, va bendecir; va ser el Cristo del Papa Francisco”, recordó.

El crucifijo de gran formato brilla por su acabado. Hecho totalmente en madera y pintado con oleos, su ubicación en el coliseo fue sobre una pared de madera y de gran altura que estará detrás del Papa Francisco.

“Debajo del crucifijo se pusieron cañas de bambú y delante estuvieron las sillas”, dijo Paula Franco, responsable del coliseo para la visita del Papa, quien destacó además la ambientación que se hizo para que el Papa Francisco se sintiera como dentro de una comunidad.

El taller Don Bosco fue creado por el sacerdote salesiano Ugo de Censi, a inicios de los años noventa, con el propósito de dar un poco de trabajo y un poco de educación a personas con pocos ingresos económicos, aseveró Agustín Guzmán. Allí se trabaja en carpintería, escultura en piedra, en bronce y tejido.

El Cristo crucificado tallado en madera se quedará en Puerto Maldonadoluego de la visita del Papa, anunció el monseñor Martínez de Aguirre Guinea. “Su lugar en la ciudad será en la capilla aledaña a la Catedral”, aseveró.