VENEZUELA EN PUNTO DE NO RETORNO

Redacción 22 de febrero del 2019 - 10:14 AM

Por Manuel Ernesto Bernales Alvarado – Politólogo y Administrador Público

O entre el fuego y la sartén.

“No hay nada más difícil de llevar a cabo, más peligroso de conducir o más incierto en su éxito que llevar la iniciativa en la introducción de un nuevo orden de cosas”. Maquiavelo.

Cuanto más tiempo demore la transición a un régimen democrático y Estado de derecho en Venezuela, la complejidad y los costos humanos, culturales, económicos, políticos e institucionales serán más grandes y duraderos. Los hábitos, los”estatutos” sociales, se mantienen de modo consciente e inconsciente, a la par que los intereses concernidos, mientras que los nuevos estatutos y la primacía de los bienes de mayorías y del bien común no tienen la fuerza suficiente para regir la vida de la sociedad. El habitual encuadramiento policial-militar, económico y político, mantenido por una vasta red corrupta de información y operaciones de inteligencia y contrainteligencia estalinista, que ya tiene casi dos décadas, no se supera de la noche a la mañana. En política e historia comparadas los ejemplos sobran.

El caso de los actores de la izquierda tradicional realmente existente —apegada o alienada a sus dogmas, medias verdades, intereses, voceros, líderes, creyentes y clientes— constituye evidencia de su rigidez conductual y cerrazón a elementos objetivos de cambio. El culto del chavismo, del castrismo y de otros regímenes y actores (algunos de los cuales en su momento inicial encarnaron intereses públicos), por parte de políticos, académicos, periodistas, miembros de oenegés y de la Iglesia católica, que se reivindica como ejemplo y verdad frente a la protesta e insurgencia popular venezolana, no es de hoy sino de décadas.

Deber de memoria: a comienzo del siglo XXI trabajaba en la UNESCO y me cupo participar, desde la Oficina Regional de Ciencia en Montevideo, en el proyecto Repensar América Latina que fue hegemonizado por funcionarios y actores de (o afines a) la izquierda aludida. Con Heinz Rudolf Sonntag hicimos una misión a la Argentina y pedí a Atilio Borón —viejo amigo, gurú de la tendencia hiperizquierdista, dirigente de CLACSO— que invite a un conversatorio con Sonntag, a la sazón destacadísimo profesor de la Universidad Central de Venezuela desde hacía varias décadas. Antes de la mitad de la exposición, Atilio y otros se me acercaron para decirme que cómo era posible que el invitado se manifestase duramente contra Chávez. Respondí que las buenas reglas del juego académico y político eran escuchar distintas posiciones y argumentos sobre por qué repensar América Latina. Reiteré que él y personalidades de perfiles diferentes —como otro amigo de los sesenta, hoy fallecido, ex rector de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad de Córdoba, Francisco Delich— también habían sido convocados con criterio y norma pluralistas por nuestro proyecto. (Conservo en disco duro copia del informe sobre esa misión).

La respuesta de ese mediodía merece que cite lo siguiente: “Heinz Rudolf ha sufrido la miseria de estos años de ingratitud y violencia, de maldad y atropellos soportados por la solidaridad de los mejores hijos de la Venezuela ultrajada. Pues habiendo conocido la atrocidad de las dictaduras, la venezolana solo se salva por la generosidad y grandeza de quienes se han negado a arrodillarse. Alguna vez llegó escandalizado a uno de nuestros encuentros en casa de Miguel Henrique porque volviendo del exterior le habían arrebatado su pasaporte y para obtener el nuevo fue interrogado en la sede de Extranjería por unos funcionarios cubanos”. (Subrayado MEBA). “El “gringo” Sonntag, como llaman en Chile a los extranjeros, no daba crédito a lo que acababa de vivir: su amada Venezuela en manos de la tiranía cubana”…..”Asombra la cortedad de juicio de quienes, teniendo en sus manos el manejo de esta gravísima crisis de parte opositora, se niegan a comprender que Maduro, Cabello, El Aissami y los talibanes que los secundan no tienen otro proyecto estratégico que arrasar con Venezuela”….. (Aclaro: en 2019 la oposición constitucional la lidera GUAIDO)…..”Solo un necio puede negarse a comprender que la revolución se murió, si es que no nació muerta. Que Chávez se ofrendó en el altar del castrismo, al que le entregara su vida y le traspasara nuestra soberanía. Que el único motor que le ha dado vida a esta cruel insensatez ha sido la renta petrolera, y que esa renta ya no alcanza ni siquiera para alimentar a un pueblo desesperado y fracturado por una crisis congénita. Que lo que había que robar, se lo robaron, y puesto que no hay futuro, la única política visible es la hitleriana: arrasar con todo. No dejarle a la inevitable democracia ni los rastrojos. Y cuando huyan ante la furia del despertar, querrán cumplir la última orden de Fidel: arrasar con todo”….(el autor se refiere a la orden de Fidel en la crisis de los misiles, resuelta por USA y la URSS a pesar de Fidel)…..”Todo lo que contribuya a mantener en pie la ficción sirve objetivamente a la devastación de Venezuela. A estas alturas el problema no es impedir que terminen por devastarla, es hacerles pagar el crimen de haberla devastado. Temo que ninguno de los administradores de la llamada oposición lo entienda. Temo incluso que más de uno sea cómplice de la devastación. No sé quién es más criminal: si quien devastó a nuestra república o quienes se negaron y aún se niegan, ya próximos a la hora final, a impedirlo” (“Venezuela: Heinz Rudolf, in memoriam”. 09 de Agosto de 2015. En www.entornointeligente.com).

Tiempo atrás leí con todo rigor El privilegio de presenciar, libro por publicarse, del destacado periodista Víctor Flores García, ex AFP regional en Montevideo y Caribe en Caracas, donde muy bien informado describe intimidades de lo que yo llamo “combo” de estalinismo y macumba del chavismo, que llega al delirio antes de su muerte oficial con la ceremonia en la tumba de Bolívar. Este y otros testimonios, incluso de parte, son ocultados por quienes quieren permanecer en el fuego devastador del chavismo madurismo. Y termino con una cita de Sandra Weiss, politóloga y periodista alemana que conoce muy bien Venezuela y Nuestra América: “Me canso de leer gente que no tiene idea de Venezuela y solo tiene prejuicios ideológicos, comparando peras con manzanas. En Venezuela hay un narcogobierno corrupto que de socialista no tiene nada más que una etiqueta (falsa por cierto), no hubo nunca ni un intento de socialismo (¿por qué crees que se pelearon Chávez y Dieterich, el ideólogo del socialismo del siglo 21?). Venezuela bajo Maduro es un Estado mafioso donde se enriquece la élite con un nivel nunca antes visto a costa del hambre del pueblo. (ver los libros de Tablante/Tarre y muchas investigaciones de armando.info). Tampoco hubo un bloqueo de Estados-Unidos ni una decisión de tumbar Venezuela. Obama siempre dijo que era un tema menor que dejaba a los propios venezolanos y latinoamericanos (que nunca quisieron hacer nada hasta que se les vino la ola de refugiados encima). Recién la semana pasada empezaron las sanciones de verdad. Antes, Estados Unidos, por ser el único cliente que pagaba todavía el petróleo (lo demás lo recibían en trueque como Cuba o por pago de deuda como China y Rusia) sostenía en buena medida al gobierno de Maduro. El objetivo no es ningún golpe militar sino elecciones libres. En la oposición hay de todo, sobreviven algunos dinosaurios, pero son los que no pudieron. El resto, y los que llevan la batuta, son líderes jóvenes que se forjaron bajo el chavismo en la política comunal y las universidades. Maduro tiene 81% del país en contra, o sea, probablemente todos los pobres (80%). Nadie ha dicho todavía que privatizará PDVSA que por cierto, ni Chávez nacionalizó nunca. Lo único que hizo fue aumentar la participación del Estado a 51% en todos los joint-venture. Hoy, el que tiene 49% de Citgo, la filial en EEUU, son los rusos. Allí seguramente hay un poker geopolítico, (…..) Los gringos van a querer sacar a los rusos de este negocio energético en su territorio, y probablemente le darán algo a cambio a Putin, parece que aflojan con las sanciones y puede ser Syria también. El petróleo de las reservas de Venezuela (en la faja del Orinoco) es pesado, necesita un proceso químico con diluyentes para transportarlo y de refinación especial. No se puede usar para gasolina por ejemplo. Las reservas que tiene son “probables”, no probadas, lo que significa que solo el 5-10% se podrá sacar. Perdón, pero hay tanta basura que circula sobre Venezuela. Y nadie le presta atención a los que sí sabemos algo del tema”. (Comunicación personal 01022019).

Me despido. En 2011 en el Desfile y Parada Militar ví pasar la Escolta de Cadetes de Venezuela voceando consignas que bien conozco. Le dije al Almirante con quien estaba: ¡Esto es un signo de que no hay vuelta atrás! Lo de Venezuela también es nuestro y de la mundialización, universo multi o apolar, según se mire, de globalización fracturada, donde destacan los Estados Unidos, otras potencias mundiales, mega empresas, el narcopoder! grupos de Estados y vecinos, Cuba, los militares y los policías, la prensa, los movilizados del régimen, los migrantes refugiados y la protesta democrática, constitucional, que requiere consolidar una sólida dirección nacional política estratégica y operativa de alcance interno y externo, para seguir en el largo y complejo camino de recuperación de Venezuela.