UNIVERSIDADES CONGELADAS

Redacción 06 de enero del 2018 - 9:35 AM

Por Ántero Flores-Aráoz

Por la Ley N° 29971 se prohibió la creación de nuevas universidades por 5 años que vencieron el 22 de diciembre de 2017.  En el Congreso de la República se han tramitado iniciativas legislativas para prorrogar la moratoria, qué si bien ha recibido dictamen positivo de la Comisión de Educación del Parlamento, lo cierto es que hasta ahora el Pleno del Congreso no se ha pronunciado.

Evidentemente cuando se trata de prorrogar un plazo legal, ello debe hacerse dentro del plazo de vigencia de la norma, esto en buen cristiano significa que después del vencimiento del plazo no procede prórroga alguna pues el término venció.  En todo caso tendría que darse una nueva prohibición, pero en el interregno entre el vencimiento de la inicial prohibición y la nueva prohibición, en tal espacio vacío, podrían crearse otras universidades.

Tenemos 142 universidades, cifra que es altísima, solamente superada en nuestro sub continente por Brasil.  El crecido número de universidades nos hace ver como insensato cualquier intento de creación de más universidades, por lo menos por ahora, pero ello no debe llevarnos a una nueva prohibición legal, ya que cualquier nueva Ley en tal sentido carece de objeto.

Si pues, carece de objeto seguir dando normas legales innecesarias, y una de ellas sería la nueva prohibición, dado que así se funde cualquier universidad, ello no servirá de nada si es que SUNEDU no le otorga la licencia, y SUNEDU puede denegarla.  Entonces si la autoridad administrativa puede denegar el licenciamiento de alguna nueva universidad, no tiene sentido que el Congreso se complique la vida sancionando otra Ley que se sume a los centenares de leyes declarativas que para poco o nada sirven, salvo para estimular el ego de sus autores.

La novísima Ley Universitaria 30220 determina que el licenciamiento otorgado por SUNEDU es temporal y renovable, se trate de universidades públicas como privadas, y sean estas últimas asociativas o societarias.

Como quiera que las universidades públicas solamente se pueden crear por Ley, y previo informe favorable del Ministerio de Economía y Finanzas, ya tenemos un candado que hace absolutamente innecesaria la prórroga o una nueva prohibición.

Las universidades privadas se constituyen por iniciativa de sus promotores, debiendo cumplir con los requisitos de Ley que verifica SUNEDU antes de conferirle la respectiva licencia.  Esto es qué para el caso de las universidades privadas, también existe candado para evitar la proliferación de casas de estudios superiores.

A mayor abundamiento, si SUNEDU hasta ahora ha aprobado el licenciamiento de un reducido número de universidades, sería ilógico qué con la tarea aún pendiente, pueda abocarse a licenciar más y nuevas universidades.

Todavía no deberían crearse nuevas universidades, por lo menos mientras no se haga un estudio serio de las localidades en que se requiere espacio universitario y solo en ellas. Debemos planificar seriamente la actividad universitaria, relacionada con las disciplinas requeridas en las localidades en cuestión y la vinculación de la oferta educativa propuesta a la demanda laboral.

Por favor ni una Ley innecesaria más.