CONSEJO DE ESTADO

Redacción 13 de julio del 2018 - 1:48 PM

Por Ántero Flores-Aráoz

Como ya en otros artículos pasados me he referido al “Consejo de Estado”, título al presente artículo con el “bis” para poderlo diferenciar, aunque el propósito de este no sea el de estimular como práctica conveniente que dicho Consejo sea convocado periódicamente, sino para resaltar que el actual Presidente Martín Vizcarra lo ha hecho, lo que de suyo ya es meritorio.

¡Qué es el Consejo de Estado? Nada menos que la reunión de los Presidentes de los Poderes del Estado, como son Ejecutivo, Judicial y Legislativo, y tratándose del primero de ellos, bajo la convocatoria del Presidente de la República, participa el Presidente del Consejo de Ministros.

En el Perú el Consejo de Estado no existe normativamente, pues no lo encontramos ni en la Constitución ni en ley alguna, sin embargo en otros países existe oficialmente, siendo su función coordinar entre las máximas autoridades del Estado decisiones de trascendencia así como intercambiar opiniones, posiciones y también valiosa información.

En nuestra patria fue en los hechos instaurado el Consejo de Estado en los años 2004 y 2005, habiendo en aquella oportunidad, quien ejercía la Presidencia de la República, aceptado el reto sugerido de convocarlo y es así que se reunió muchas veces intercambiando informaciones y opiniones, que nunca significaron renunciar a la independencia y autonomía de los Poderes del Estado, y lo digo con conocimiento de causa pues representaba allí al Congreso de la República.

Fue frecuente en aquella época, ampliar las invitaciones a participar en el Consejo de Estado, siendo citados muchas veces el Fiscal de la Nación, el Presidente del Tribunal Constitucional, el Presidente del Jurado Nacional de Elecciones, el Presidente del Consejo Nacional de la Magistratura, entre otras altas autoridades del Estado.

Días atrás el Presidente Vizcarra, retornó a la olvidada práctica de convocar al Consejo de Estado, y realmente el motivo lo merituaba, pues se trataba de conocer sugerencias y consejos para enfrentar la crisis institucional generada  por la difusión de audios que comprometerían a miembros del CNM y a magistrados de varias instancias de nuestro Poder Judicial, aunque todavía no se conoce a quienes, desde el sector privado, participaron en hechos sospechosos, que generan repulsa ciudadana.

La “primavera” que usualmente tiene toda nueva administración, pronto se le acabó a Martin Vizcarra, lo que no es muy justo, pues en tres meses no se le puede pedir milagros, aunque Martin, emulando a San Martin de Porres reunió a perro, pericote y gato.  Esto no significa de modo alguno igualar con dichos seres irracionales a nuestras altísimas autoridades estatales.

Si bien el Estado es uno y nuestro país unitario por mandato constitucional, las competencias de cada Poder del Estado son distintas, pero ello no impide conciliar posiciones para buscar lo mejor para el Perú, que necesita unión y esfuerzos perseverantes para lograrlo. ¡Buen punto Presidente! y lo dice un critico del acaecer político nacional.