LULA EN PRISIÓN: LATINOAMÉRICA SE ALEJA DE LOS GOBIERNOS DE IZQUIERDA

Redacción 09 de abril del 2018 - 9:54 AM

Miguel Ángel Rodríguez Mckay, analista internacional, indicó que será muy difícil para el Partido de los Trabajadores (PT) encontrar un reemplazante para el encarcelado Luis Inácio Lula Da Silva.

RCR, 09 de abril 2018.- Tras el encarcelamiento del expresidente brasileño Luis Inácio Lula Da Silva y los constantes fracasos de los líderes socialistas, la región Latinoamericana se va alejando cada vez más de los gobiernos de izquierda. Países como Ecuador, Argentina, Perú y Chile han optado por cambiar de sistema de gobierno y dejar atrás el populismo y asistencialismo que en algún momento llevaron a izquierdistas al poder y que terminaron, como Lula, envueltos en bochornosos casos de corrupción. Así lo señaló el analista en temas internacionales, Miguel Ángel Rodríguez Mckay.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), el también especialista en derecho internacional indicó que, a pocos meses de las elecciones presidenciales en Brasil, será muy difícil para el Partido de los Trabajadores (PT) encontrar un reemplazo igual de carismático que el ahora encarcelado Lula Da Silva.

“Con la captura de Lula, definitivamente la izquierda queda muy golpeada y esto se refleja en que los países de Latinoamérica se van alejando cada vez más de los gobiernos izquierdistas. En Brasil, el Partido de los Trabajadores queda muy debilitado y va a ser complicado encontrar un reemplazo para Lula, que era muy carismático. Quizá el gobernador de Sao Paulo pueda entrar, pero va a ser difícil retener los votos que ya había ganado Lula”, expresó.

¿CÓMO QUEDA EL PT?

La caída de su líder natural definitivamente va a generar una grave crisis en la interna del Partido de los Trabajadores (PT) que el propio Lula fundó en los años 80. A poco de las elecciones generales en Brasil, es momento que el movimiento izquierdista reflexione sobre su accionar en la política brasileña, indicó Rodríguez Mckay.

“El partido de los Trabajadores tiene que hacer un mea culpa y darse cuenta que le han hecho un profundo daño a Brasil y a gran parte de los países latinoamericanos. Tienen que reestructurarse y buscar otro líder que genere confianza en la población. Pero igual será complicado”, remarcó.

MENSAJE A LATINOAMÉRICA

En otro momento, Rodríguez Mckay se refirió al accionar que ha tenido en los últimos meses la Justicia Brasileña y, en particular, jueces como Sergio Moro, quien precisamente dictó la prisión por 12 años para Da Silva por los delitos de lavado de activos y corrupción.

“La justicia de Brasil, con este pedido para Lula, está dando un mensaje y un desafío a los demás sistemas judiciales de la región para que puedan actuar eficazmente en la lucha frontal contra la corrupción. Hay que entender que la clase política está manchada y es deber de la justicia castigar a los que han cometido irregularidades, venga de donde venga”, remarcó.

Por último, destacó el empoderamiento de la Justicia Brasileña para que sus jueces actúen con autonomía y sin hacer caso a las presiones de los partidos políticos o movimientos sociales. “Esto se debería replicar en toda América Latina para que la justicia pueda actuar de forma eficaz”, sentenció.