LA MAYORÍA PERCIBE ATRASO EN LOS CASOS DE LAVA JATO

Redacción 02 de febrero del 2019 - 8:42 AM

Fuente: La República

La ausencia de sentencias condenatorias y, por el contrario, el hecho de que la mayoría de los casos vinculados a la operación Lava Jato se encuentren en investigación preparatoria se traduce en que un alto porcentaje de los peruanos considere que estos procesos están postergados.

De esta manera analizó el exfiscal Avelino Guillén la encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), que revela que los peruanos interpretan que los casos de Alejandro Toledo, Alan García, Susana Villarán, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski presentan atraso

El sondeo también señala que en lo que respecta a Keiko Fujimori, el 31% de consultados sostiene que su causa se encuentra en curso normal.

Para el analista político Luis Benavente, este dato se explica porque la lideresa fujimorista es el único líder político en la cárcel.

Fiscalía en rojo
Por otro lado, la aprobación del Ministerio Público es de tan solo 18%, mientras que el 72% lo desaprueba.

Para Guillén, este puntaje es un “severo llamado de atención” a la Fiscalía por parte de una población que ww w –a pesar de la renuncia del exfiscal de la Nación Gonzalo Chávarry– no ve un cambio sino una institución que continúa en crisis.

“El solo rótulo de decir que se declara en emergencia a la Fiscalía y no anunciar en qué consiste, qué medidas se adoptarán para relanzar la actividad del Ministerio Público, esas grandes omisiones han sido captadas por la población”, agregó el exfiscal.

Además, indicó que este bajo nivel de aprobación se debe a que los encuestados advierten que se carece de una estrategia integral para enfrentar simultáneamente los grandes procesos de corrupción que tiene a su cargo y una pobre comunicación respecto de los avances y obstáculos que la institución enfrenta en la persecución del delito.

Asimismo, la investigación del IEP arroja una desaprobación de 34% en el nombramiento de la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos. El 33% la aprueba.

Según Benavente, este resultado está relacionado con el poco impacto causado en la opinión pública, así como por la falta de liderazgo que Ávalos proyecta.

Guillén coincidió también en esta ausencia de liderazgo, en vista de que no se ha conocido mayor pronunciamiento de su parte, después de anunciar la declaratoria de emergencia de la Fiscalía.

“El silencio de la fiscal de la Nación, la falta de comunicación con la opinión pública, pone en evidencia que un alto porcentaje de la población no sabe quién es ella. Es una situación muy delicada”, indicó Guillén.

Sobre el 74% que cree que Chávarry está implicado en la sustracción de documentos, Guillén y Benavente coincidieron en que ello se debe a las claras evidencias difundidas en los medios.