IMPRUDENCIAS PEATONALES PERSISTEN EN LAS CALLES DE PIURA

Redacción 11 de febrero del 2019 - 7:59 AM

Fuente: Diario el Tiempo Piura

A pesar de que esto ocurre a diario, la Policía de Tránsito no ha impuesto ninguna papeleta por faltas cometidas por los transeúntes.

En un recorrido por las principales calles de Piura, encontramos que muchos peatones ponen en riesgo sus vidas al no respetar las señalizaciones ni normas de tránsito.

Se evidenció que muchos de ellos esquivan las líneas peatonales, se pasan las luz verde de los semáforos e incluso evitan cruzar los puentes peatonales, a pesar de que esta última falta se considerada una infracción muy grave por el Reglamento Nacional de Tránsito.

A pesar de ello, la jefa de la División de Tránsito de Piura, la capitana PNP Carol Sarango, indicó que en lo que va del año no se ha impuesto ninguna multa a malos peatones, ya que su unidad policial “solo se encarga de multar las infracciones de los conductores”.

Zonas críticas
Estas imprudencias provocadas por los transeúntes se incrementan, sobre todo, en avenidas de gran concurrencia vehicular y peatonal. Por ejemplo, las personas prefieren evadir las “líneas de cebra” de la avenida Grau, cerca al óvalo del mismo nombre, ya que ese es un punto crítico de caos vehicular. Asimismo, en la Av. Sánchez Cerro, en donde la gente prefiere cruzar una vía rápida sin hacer uso de los puentes peatonales.

Semaforización
Ante ello, varios vecinos exhortaron a las autoridades a implementar más semáforos, ya que así se detendría el trásito vehicular y los peatones podrían cruzar las vías por donde corresponde.

“Con semáforos, los carros se detendrían y tendriamos más tiempo para cruzar las pistas en el lugar que corresponde y no en cualquier tramo”, alegó la vecina Carmen Mendoza.

Las claves
* Según las estadísticas en seguridad vial, la imprudencia del peatón es la cuarta causa más frecuente de accidentes de tránsito en nuestro país.

* En el Reglamento Nacional de Tránsito se ha estipulado 15 infracciones clasificadas en muy graves, graves y leves. Estas son impuestas por la Policía de Tránsito.