GRUPOS VIOLENTISTAS JAMÁS TOMARÁN EL PODER, PERO HACEN MUCHO DAÑO AL PAÍS 

Redacción 10 de abril del 2018 - 5:51 AM

José Luis Gil Becerra, fundador del GEIN y analista en temas de terrorismo.

RCR, 10 de abril 2018.- La lucha por el poder con las organizaciones de izquierda se mantiene tal cual desde los años 80 hasta la actualidad, en el 2018, cambiando solamente en cuanto a los escenarios, los actores y las circunstancias, pero el enfrentamiento sigue siendo el mismo. Allí donde se identifiquen problemas sociales o conflictos ambientales están siempre presentes estos actores para generar actos de violencia en su búsqueda de alcanzar el Poder, sostuvo José Luis Gil Becerra, fundador del GEIN y analista en temas de terrorismo.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR) comentó que para estos personajes, es vital y estratégico el manejo y control de lo que ellos denominan “las masas” que no es otra cosa que la población en su conjunto. Para lograrlo, los clasifican por rubros, como “hombres”, “mujeres”,  “trabajadores”, “estudiantes”, “intelectuales”, etc., los captan, los organizan, les inculcan un motivo de lucha, y luego los envían al campo para generar violencia.

“A pesar que puedo garantizar que estos sectores criminales y violentistas jamás llegarán a tomar el poder, su prédica y accionar malsano ocasionarán daños muy grandes a la sociedad en su conjunto”, afirmó.

Añadió que en estos tiempos de comunicación digital, el uso de las redes sociales se ha convertido en una herramienta esencial para llegar más rápido a la población y captar adeptos.

Como un ejemplo de esto, mencionó que en el extranjero, la organización criminal y terrorista ISIS, conocida como el Estado Islámico, de origen religioso capta jóvenes estadounidenses con problemas de conducta  a través de las redes sociales, los ideologizan, y luego los envían como mártires para matar y ser muertos.

Gil Becerra, recalcó que en los lugares en los que se produzcan hechos de violencia social o conflictos de cualquier índole, estarán presentes militantes del MRTA, Sendero Luminoso, Movadef, o Patria Roja.

“Existe la certeza que en la toma reciente de la Universidad de San Marcos participaron alumnos de varios programas académicos, que son parte de grupos violentos como el MOVADEF y Patria Roja, así como también aparecen miembros del MRTA. Donde hay marchas, problemas, reclamos, allí convergen todos”, concluyó.