FISCALÍA ASEGURA QUE YOSHIYAMA Y BEDOYA NO HAN JUSTIFICADO TRANSFERENCIAS

Redacción 13 de junio del 2018 - 10:17 AM

Fuente: Perú21 

Sin embargo, los ex dirigentes fujimoristas señalaron que han explicado las fuentes de sus ingresos.

La Segunda Sala Penal de Apelaciones dejó hoy al voto el pedido de los ex dirigentes fujimoristas Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya , investigados por recibir presuntamente US$1 millón ilícitos de Odebrecht , para que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) descongele sus cuentas bancarias.

Humberto Abanto, abogado de Yoshiyama, sostuvo en audiencia que si la tesis fiscal es que se usó todo el presunto dinero entregado por la firma brasileña para financiar la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011, esos recursos no estarían en manos de su defendido.

Cuestionó, además, que el juez Richard Concepción haya ordenado la inmovilización de los recursos incluyendo los fondos por Compensación de Tiempo de Servicios (CTS), alegando que el dinero de esa fuente es únicamente por haber brindado servicios laborales.

“Con la campaña 2011 se agotó el presunto delito, si es así ¿qué fondos se están congelando si ya se usó el dinero en la campaña?”, argumentó.

La defensa de Bedoya, por su parte, indicó que el Ministerio Público congeló 23 cuentas bancarias deliberadamente y sin intentar hacer una comparación de los montos que manejaba en época electoral y en la actualidad.

El abogado Rafael Vega alegó también que la Fiscalía ha vulnerado los derechos de su patrocinado porque compartió con la UIF información financiera que era reservada.

Las transferencias 

El fiscal adjunto de Lavado de Activos, Raúl Carbajal, explicó que se solicitó el congelamiento de las cuentas porque registraron transferencias de dinero hechas desde el exterior hacia los investigados que -según dijo- no han sido justificadas hasta hoy.

“A Bedoya se le ha encontrado dos transferencias internacionales hacehas desde Estados Unidos, con fecha 25 de noviembre de 2015, por US$30,750, y desde las Islas Caimán por US$20,000, registrada el 4 de agosto de 2015”, reveló.

Asimismo, Carbajal precisó que se han registrado otros ingresos por US$500 mil, el 27 de diciembre de 2017; otro monto de US$460 mil, el 14 de diciembre de 2017, y US$50 mil en la misma fecha.

El ex ministro fujimorista, no obstante, calificó de “mentira” lo dicho por el fiscal y aseguró que, en su declaración del 31 de enero pasado ante la Fiscalía, explicó que el dinero que se le depositó fue parte de repatriación de capitales.

Respecto a Jaime Yoshiyama, el fiscal Carbajal dijo que, en marzo de 2016, el ex secretario general de Fuerza 2011 habría recibido US$120 mil de la compañía Kuresa S.A cuyo, apoderado es Carlos Miguel Blanco Oropeza. Según el propio representante del Ministerio Público, Blanco Oropeza es un falso aportante de la campaña del 2011 y, debido a ello, se sospecha que el monto referido tendría un origen ilícito.

En respuesta, Yoshiyama indicó que Kuresa es empresa de su propiedad y que el dinero que recibe de ella son las ganancias que genera. “Esa transferencia es de mi empresa, esa es lo que me mantiene a mí y a mi esposa”, manifestó.

Cabe recordar que fue Jorge Barata, ex directivo de Odebrecht en Perú, quien señaló que entregó US$1 millón a Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya para que sean usados en la campaña de Fujimori en 2011. Ambos imputados, sin embargo, han negado esa versión.