ENCUENTRO NACIONAL DE LOS PUEBLOS BUSCA CAMBIAR EL PAÍS, EL MODELO ECONÓMICO Y DAR NUEVO CURSO A LA HISTORIA

Redacción 04 de febrero del 2019 - 3:54 PM

Exvicepresidente del Congreso, Cesar Barrera Bazán fue claro en señalar que ninguno de los actuales líderes izquierdistas podrá ser el candidato presidencial de la izquierda unificada, en el 2021, si se encontrase “evidencias” en su contra sobre hechos de corrupción que “sean irrebatibles”. 

RCR, 2 de febrero.  El próximo Encuentro Nacional de los Pueblos, convocado por un amplio espectro de organizaciones sociales, culturales, laborales, políticas, y otras, de la izquierda, busca cambiar el país, el modelo económico y dar un nuevo curso a la historia nacional, anunció el exvicepresidente del Congreso, Cesar Barrera Bazán.

“Hemos señalado que hay otro paso más importante que dar. Hemos afirmado que el 16 de febrero ha de concretarse en Encuentro Nacional de los Pueblos, con objetivos claros, reglas de juego que nos comprometamos todos a cumplir. Con un amplísimo espectro de convocados. Es decir, organizaciones de la izquierda, partidarias, del progresismo, del movimiento social, cultural, personalidades, jóvenes, en fin”, subrayó.

La Asamblea Nacional de los Pueblos se realizará el próximo 16 de febrero, en el local de la Federación Nacional de Construcción Civil, sito en el jirón Cangallo 670, distrito de La Victoria.

Tras indicar que esta Asamblea abarcará a todos los sectores de la sociedad peruana, el exsecretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP)   señaló que abre un espacio importante, ante la crisis que abate el país y lo contrahecha que se encuentra la derecha peruana, que busca la recomposición de su hegemonía.

“(Ellos se preguntan) quien representa la continuidad del modelo.  (Martín) Vizcarra a ha abanderado el tema de la (lucha) anticorrupción, pero con límites sin rebasar el modelo. Y como se arrincona a los caídos en desgracia, como el fujimontesinismo y el aprismo. Mientras ocurría, pero otro lado, el gobierno ha estado dando medidas económicas, sociales y políticas realmente lamentables”, anotó.

En diálogo con el programa “Hora de Cambio” de Red de Comunicación Regional (RCR), Barrera Bazán fue claro en señalar que ninguno de los actuales líderes izquierdistas podrá ser el candidato presidencial de la izquierda unificada, en el 2021, si se encontrase “evidencias” en su contra sobre hechos de corrupción que “sean irrebatibles”.

“Qué vamos a hacer nosotros cargando una mochila pesada que no nos corresponde. Hay un problema. La política se ha envilecido producto, sobre todo, de la política hegemónica e ideológica del neoliberalismo capitalista, que afirma el utilitarismo, el aprovechamiento y todo lo demás. No. Hay que marcar la diferencia”, enfatizó,

El ex diputado de Izquierda Unida saludó también la realización del primer encuentro embrionario unificador de la izquierda, en Huancayo, denominado “Voces del cambio”, en el que participaron la excandidata presidencial Verónika Mendoza, y el líder del Movimiento de Reafirmación Social (MAS), Gregorio Santos, al indicar que se trata de “un paso importante” para alcanzar la tan ansiada unidad programática y política de este importante sector de la política nacional.

“Hay un proceso de recomposición, de realineamiento de posiciones iniciales. E, incluso, gestos un poco madrugadores, como el que se ha realizado en Huancayo. Pero no es inútil. Yo creo que es un paso importante. Es un sector de las izquierdas que señalaban que hay que buscar la confluencia con otros sectores que no son minoritarios, porque hay que recordar que la izquierda no está en los partidos. Hay un enorme universo (de simpatizantes) que está más allá de los partidos”, remarcó.

Precisó igualmente que el reciente encuentro de Huancayo “Voces del cambio” “no ha marcado la cancha” ni ha definido ninguna candidatura presidencial de la izquierda unificada, de cara a las elecciones del 2021, en referencia a la posible postulación de la excongresista Verónika Mendoza,

“Simplemente es la expresión de lo que empieza, de recomposiciones, de acercamientos, de  flirteos, tanteos, cálculos madrugadores. Pero no ha terminado el proceso de la unidad, ni se ha cerrado. Verónika (Mendoza) también va estar en este Encuentro de los Pueblos. Pero esto será un asunto mucho más abarcador, mucho más programático, mucho más ordenado, con objetivos   muchos más claros. Que va más allá incluso de la cuestión de quíen va a ser candidato (presidencial)”, aseveró.

En ese sentido, cuestionó la provocación de ciertos sectores de la izquierda radical que -anotó- empiezan a dinamitar los procesos unitarios, buscando establecer vetos, “porque sus miras solamente llegan a ser candidatos”, en clara alusión a algunos personajes, como Gregorio Santos.

“Aquí (en el proceso reunificador de la izquierda) no entran los terroristas ni los que tiene un pasado violentista. Ni mucho menos los corruptos, vinieran de donde vinieren. Cualquiera sea la etiqueta política y el discurso que den”, apuntó.

No a incorporación de terroristas al proceso unificador de la izquierda 

Ante ello, rechazó de plano cualquier pretendida incorporación de elementos terroristas al proceso unificador de la izquierda peruana.

“Es una mirada utilitaria. Una mirada presuntamente para ganarse al sector más radical e incluso ver la posibilidad de que si estos sujetos (terroristas) los sostienen y apuntalan. No lo compartimos de ninguna manera.  Oiga, el senderismo nunca se ha una autocrítica. Los miles se asesinatos por Sendero están allí. Las decenas y centenas de dirigentes populares de izquierda asesinados por Sendero están ahí. Al contrario, dijeron que es el precio de la guerra”, puntualizó.