DISCONTINUIDAD DE FUNCIONARIOS DEL SECTOR EDUCATIVO IMPIDE DISEÑAR UNA VERDADERA REFORMA EN EDUCACIÓN

Redacción 30 de noviembre del 2018 - 11:36 AM

El cambio de personal administrativo una vez que llega un nuevo titular de Educación genera un impedimento para que las reformas de educación avancen con miras al desarrollo, indicó el docente Hugo Díaz.

RCR, 30 de noviembre 2018.- La discontinuidad de la mayoría de funcionarios del sector educativa impide diseñar una verdadera reforma en educación en el país, debido a que no se continúa con ningún proyecto de manera constante y prolongada, así lo manifestó el docente y ex presidente del Consejo Nacional de Educación, Hugo Díaz.

 “Lamentablemente caemos en el error de la discontinuidad, llega un nuevo gobierno y piensa que tiene que cambiar todo y las reformas se quedan en medio del camino sin necesidad de haber sido evaluadas previamente en sus bondades y determinar si realmente valen la pena o no. Ese es el problema por el cual no podemos avanzar”, manifestó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), el docente reiteró que los “cambios frecuentes” en la administración pública del sector educación generan un problema a la hora de implementar reformas en este sector. En ese sentido, señaló que se debe preservar las buenas normas que deja cada ministro de Educación.

“Por ejemplo, hemos tenido 54 ministros de educación en los últimos sesenta años de vida republicana. Es decir, prácticamente hemos tenido un ministro por año. Entonces, se va ese ministro y deja cosas que luego son desechadas por su sucesor. Así no se puede avanzar. Si eso pasaría en una empresa, ya habría quebrado hace tiempo”, lamentó.

Además, el consultor en política de educación pública también cuestionó la falta de capacidades técnicas y presupuesto que muchas veces tienden a tener los diseños de reforma que presentan ciertos ministros de la cartera de Educación. En ese sentido, indicó que nuestro país no puede “seguir improvisando”.

“Hemos visto en muchas partes del mundo cómo hemos caído en esa trampa de improvisar innovaciones. Podemos diseñar la mejor reforma que podríamos imaginar, pero si esta no es bien implementada con las capacidades técnicas necesarias, con recursos necesarios y con una planificación que sea la más oportuna, esa buena reforma no tendrá éxito”, sentenció.

Escuchar entrevista…