DESTACAN ROL FISCALIZADOR DE MEDIOS DE PROVINCIAS CONTRA LA CORRUPCIÓN

Redacción 06 de agosto del 2018 - 11:55 AM

Director del Diario de El Cusco resalta labor de su medio en este empeño, por encima de entidades como la Procuraduría, la Contraloría y el Ministerio Público

RCR, 06 de agosto 2018.  El director del Diario de El Cusco Marcos Casas destacó la labor de fiscalización de los medios de provincia y del interior del país, sobre todo cuando “la corrupción está demasiado enraizada” en estas zonas, mucho más aún que en Lima.

“Pero, ahí vamos, convirtiéndonos en entes fiscalizadores más antes que la Procuraduría, la Contraloría y el Ministerio Público. Ahí estamos denunciando los hechos que son materia de investigación por las entidades oficiales”, apuntó en declaraciones a Red de Comunicación Regional, RCR.

En ese sentido, Casas refirió que un caso emblemático de la corrupción en el Cusco es lo ocurrido en la municipalidad de Echarate (provincia de La Convención), jurisdicción en la que no obstante haber recibido 26 mil millones de soles en los últimos 14 años, por concepto del canon gasífero, todos los alcaldes que se han sucedido allí han sido procesados y encarcelados.

“A pesar de que se visibilizan estos hechos, quienes conducen esas municipalidades continúan cometiendo hechos de corrupción. Pareciera que no les interesa o que las sanciones son demasiado favorables a los que perpetran estos delitos”, puntualizó.

De otro lado, Casas lamentó la desigual e injusta distribución de la publicidad estatal desarrollada por los sucesivos gobiernos que han pasado por el Perú.

“El tema de la publicidad estatal, que sólo se centra en Lima. Los ministerios, por ejemplo, nunca han brindado la posibilidad de llegar a las zonas de provincias con este propósito. Nosotros, con las ventas y la publicidad privada nos hemos mantenido”, anotó al recordar que El Diario del Cusco ha sido privado de la publicidad estatal, justamente por publicar las denuncias de corrupción que involucran a las entidades públicas de la región.