DESARROLLO DEL PROYECTO SANTO DOMINGO ESTÁ INSPIRADO EN CONFIANZA Y DIÁLOGO CON LAS COMUNIDADES

Redacción 14 de noviembre del 2017 - 12:34 PM

Superintendente de Gestión Social de MINSUR,  empresa a cargo del proyecto, confirma que se encuentra en fase de exploración y “no existe riesgo de contaminación”

Confirma que desde su instalación el proyecto Santo Domingo, ubicado en Nuñoa, Puno, mantiene vinculación directa con comunidades del ámbito de influencia

RCR, 14 de noviembre 2017.- El proyecto Santo Domingo, que desarrolla la empresa MINSUR en la localidad de Nuñoa, provincia de Melgar, Puno, instalada desde hace tres años, realiza un permanente trabajo de vinculación con las comunidades de la zona de influencia, en el marco de una política de puertas abiertas, participación directa y diálogo.

Así lo sostuvo el Superintendente de Gestión Social de MINSUR, Alberto Rubina, quién comentó que planean repetir la experiencia exitosa de su operación minera San Rafael, en el distrito de Antauta. En tal sentido explicó que en el caso de Nuñoa se está viendo la posibilidad de aumentar su radio de acción con las comunidades para beneficiar a la población del distrito

En declaraciones a RCR Red de Comunicación Regional, sostuvo que por ser zona ganadera, se han implementado varios proyectos para mejorar las condiciones de la actividad, apoyando con recursos y capacitación técnica a las comunidades. “Allí tenemos un buen ejemplo de cómo la ganadería y la minería pueden convivir y beneficiarse mutuamente, una actividad a la otra.

 “Lo mismo se hace en Santo Domingo, por ejemplo, con campañas de sanidad animal, y la idea es llegar hasta más zonas vecinas, como la cooperativa Huaycho en Nuñoa, que no está en zona de influencia directa, pero que reúne a una cantidad importante de socios ganaderos” reveló el ejecutivo

Aseguró que asumen su responsabilidad como vecinos para apoyar todas las actividades económicas que desarrollan las comunidades involucradas, en estos casos, la principal es la ganadería alto andina.

Refirió que ello demuestra que la actividad  minera y la ganadería en el Perú pueden convivir y beneficiarse mutuamente, lo importante es estar abierto al diálogo, franco y transparente, para construir una relación alimentada por la confianza.

“En MINSUR consideramos que es muy importante mantener informada a la población, recogiendo sus expectativas, demandas y reclamos y procesarlas conjuntamente en un ambiente cordial, por lo que las puertas de la empresa siempre están abiertas para todos, autoridades y comunidades”, manifestó.

PROGRAMAS

Rubina detalló que MINSUR está desarrollando tres líneas de trabajo: en primer lugar, la promoción de proyectos productivos económicos orientados principalmente a la ganadería, aunque también la artesanía, trabajando con grupos de mujeres que elaboran productos y  consolidando la actividad.

“También participamos activamente en los temas de salud, específicamente apoyando la nutrición y fortalecimiento de la niñez, considerando que hay niveles de prevalencia delicados y se estima que más del 80% de niños entre 0 y 3 años están afectados por la anemia y desnutrición crónica. Si no se ataca ese problema van a cargar con ese lastre por el resto de su vida”, comentó.

Añadió que el tema de la salud debe trabajarse de manera integral, no solamente alcanzando nutrientes a los niños, sino también ver por el tema de la limpieza, el acceso a agua potable, mejorando las condiciones de vida y los niños no solamente coman bien, sino que coman sano.

Expresó que en esta línea, es muy importante la participación de las autoridades del Estado, el Ministerio de Salud, y los gobiernos locales. Sin embargo, dijo, en este caso, los principales responsables son los padres que deben sensibilizarse para generar una serie de cambios en sus prácticas de crianza, “de lo contrario, va ser inútil cualquier otro esfuerzo  que se haga desde afuera”.

Anunció que estas experiencias ya se están desarrollando en el distrito de Antauta, y  en su momento, lo pondrán al servicio de Ñuñoa.

La tercera línea de trabajo, informó, es la formación de capacidades a través de un programa de becas para jóvenes egresados de secundaria. En este aspecto, indicó que están apostando por la formación técnica, preparando gente para el trabajo.

“Hace unas semanas ha salido la primera promoción del SENATI Puno, apoyada por MINSUR a lo largo de tres años de estudio, y ya están listos para ingresar al mercado laboral. Nuestro propósito es ofrecer a los muchachos, distintas alternativas -hasta 14 especialidades – y si se animan por la minería, en buena hora, pueden ser incorporados en las actividades de la empresa”, comentó.

Sostuvo que todo este paquete están desarrollando en San Rafael, y lo incorporarán progresivamente al proyecto de Santo Domingo en la medida que se vaya consolidando.

SITUACIÓN DEL PROYECTO

En relación al estado del proyecto Santo Domingo, el Superintendente dijo que continúa en la fase de exploración, es decir, tratando de identificar, ubicar y calcular los recursos minerales que pueda haber en esta zona, con poca intervención de maquinaria y personal. Precisó que en esta etapa no existe riesgo de contaminación por la escasa dimensión de las actividades que se realizan.

“Hay un escaso nivel de impacto en el ambiente, como cualquier otra actividad, ganadera o agrícola, pero contaminación no”, afirmó.

Explicó que las actividades de exploración se realizan en espacios muy limitados, para instalar una plataforma o la construcción de accesos y trincheras, con el añadido que una vez que se toman las muestras que se necesitan, el terreno es inmediatamente remediado y se deja en condiciones iguales a las que se encontró.

Confirmó que cuentan con todas las autorizaciones y licencias otorgados por el Estado, además de cumplir tres requisitos de evaluación constante y permanente, que son el monitoreo de la calidad del aire y suelos, así como el control de ocho puntos para el monitoreo del agua.

“A pesar que la actividad de exploración minera no genera ningún tipo de contaminación, en la empresa está vigente y se cumple la política de prevenir cualquier situación de eventual peligro a través de los monitoreos”, concluyó.

Cabe señalar que MINSUR opera en Perú la mina de estaño San Rafael y la de oro Pucamarca, mientras que en Brasil controla la unidad de estaño Pitinga, en Manaos. Hace unos meses se informó que con los nuevos descubrimientos realizados por minera Minsur, el Perú apuntaría a convertirse en el primer productor mundial de estaño.