CRIMINALIZACIÓN DEL ACOSO NO ES UNA MEDIDA IDÓNEA PARA ELIMINAR VIOLENCIA DE GÉNERO

Redacción 13 de septiembre del 2018 - 3:35 PM

Asesora del Área Jurídica del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), Fiorella Zárate, que si bien dicha criminalización del acoso y sus diferentes variantes está dirigida al acceso a la justicia para las víctimas de este delito, de ninguna manera será disuasiva o pondrá freno a este tipo de conductas, como ocurre con otros ilícitos.

RCR, 13 de septiembre.  La inclusión en el Código Penal, como nuevos delitos, del acoso, acoso sexual, chantaje sexual y difusión de imágenes o material audiovisual con contenido sexual, no es una medida idónea para la eliminación de la violencia de género contra la mujer, ya que este problema no será resuelto hasta que se apliquen políticas públicas que prioricen la educación.

Así lo afirmó la asesora del Área Jurídica del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), Fiorella Zárate, al pronunciarse sobre esta medida, aprobada como parte de las facultades legislativas delegadas por el Congreso, mediante la Ley N° 30823, y cuyos nuevos ilícitos serán sancionados con penas de cárcel que pueden llegar hasta los ocho años.

“La criminalización o la incorporación de estas conductas en el Código Penal no es la solución al problema social que hay detrás, que es la violencia de género que es el pan de cada día, lamentablemente, en nuestro país. No vemos esta medida como idónea para poner freno a estas situaciones, puesto que esto tiene que ir con una mirada de políticas públicas que prioricen la educación”, subrayó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Zárate señaló que si bien la criminalización del acoso y sus diferentes variantes está dirigida al acceso a la justicia para las víctimas de este delito, de ninguna manera será disuasiva o pondrá freno a este tipo de conductas, como ocurre con otros ilícitos.

“De todas maneras, es importante contar con un marco jurídico sólido. Este decreto es positivo porque nombra e incorpora como delitos a conductas que antes pasaban invisibilizadas y que, en el mejor de los casos, eran pasibles de una sanción administrativa, porque no era una realidad muy usual”, anotó.

La representante de PROMSEX explicó que este tipo de conductas, como el acoso o el chantaje sexual, están muy intermediadas en nuestra sociedad, “Tienen que ver con la forma en que hemos sido socializados. En cómo nos relacionamos con otras personas y en cómo se relaciona un hombre con una mujer”, puntualizó