CONDENAN A 6 AÑOS DE CÁRCEL A EXALCALDE DE NUEVO CHIMBOTE POR CORRUPCIÓN

Redacción 14 de marzo del 2019 - 9:09 AM

Fuente: Andina

Francisco Gasco Barreto, exalcalde del distrito ancashino de Nuevo Chimbote, provincia del Santa, fue condenando a 6 años de cárcel, tras ser hallado responsable del delito de colusión; se informó hoy.

El Segundo Juzgado Penal Unipersonal de la Corte Superior de Justicia del Santa, también dictó una pena de 14 años de cárcel en contra del ex gerente municipal, Rodolfo Barrantes Machaca, por los delitos de colusión y negociación incompatible.

El ex funcionario municipal no asistió a la audiencia de lectura de sentencia, por lo que el juez Efer Díaz, dispuso cursar oficios a la Policía Judicial para su inmediata ubicación y captura.

En tanto, el exalcalde neochimbotano, escuchó su sentencia desde el penal de Cambio Puente, donde cumple prisión preventiva.

Los hechos

En esta carpeta la Fiscalía había incluido cuatro hechos de corrupción en distintas obras y servicios, por lo que el juez debió pronunciarse por cada uno de ellos.

La Fiscalía acuso a Gasco del delito de colision por la construcción de veredas en el pueblo joven Villa María, en donde se le acusó junto a Barrantes Machaca y a Melvin Angulo Haro, de coludirse con el representante legal del Consorcio Villa María, a fin de entregarle la buena pro a cambio de un porcentaje de la obra.

Barrantes y Angulo fueron quienes elaboraron las bases que luego fueron entregadas a los integrantes del comité especial de adjudicación conformado por Marco Arroyo Mestanza y Eliseo Alva Flores.

Por este caso, Gasco recibió tres años de prisión efectiva al igual que Barrantes Machaca y Melvin Angulo. Los integrantes del comité fueron sentenciados por el mismo plazo, pero a una condena no efectiva, quedando sometidos a reglas de conducta.

Todos deberán pagar en forma solidaria una reparación civil de 10,000 soles.

El segundo caso materia de este proceso es el de la construcción de la obra de Los Portales valorizada en 877,762 soles. Aquí, el juez Efer Díaz Uriarte sentenció nuevamente al exalcalde y a su exfuncionario a otros 3 años, al encontrarlos responsables del delito de colusión simple, al probarse que se coludieron con Rita Ramírez Chávez, representante de la empresa ganadora de la obra, para que ésta ganara la buena pro, a cambio del pago de un diezmo.

Para este caso, la reparación civil se fijó en 10,000 soles.

La empresaria, fue sentenciada a 3 años de pena suspendida.

Respecto al delito de negociación incompatible en la construcción de obras y veredas del pueblo joven Villa María del año 2012, el juez concluyó que no existía prueba directa o indiciaria que permitiera acreditar la responsabilidad de Gasco Barreto, por lo que decidió absolverlo.

Sobre la participación de Rodolfo Barrantes Machaca en la comisión del delito de negociación incompatible en el proceso abierto por las mejoras de la carpeta asfáltica de la avenida Pacífico, en el tramo comprendido entre las avenidas Pelícano y Central, se ha probado su responsabilidad en el pago de un adelanto de más de un millón de soles al consorcio Pacífico, pese a que no estaba previsto en el contrato y no era acorde a la ley. En este proceso, el magistrado impuso 4 años de prisión efectiva al exgerente.

En el caso denominado Caja Chica, en el cual se imputaba a Gasco y Barrantes, el haber exigido el pago de diversos servicios utilizando fondos de la caja chica sin el visto bueno de las oficinas respectivas de la Municipalidad Distrital de Nuevo Chimbote, en el periodo enero 2011 a enero 2012, no se pudo acreditar la responsabilidad de ambos, por lo que fueron absueltos del delito de negociación incompatible.

Por último, Barrantes Machaca recibió una sentencia de otros 4 años de prisión efectiva, al probarse que exigió al jefe de Tesorería de la comuna distrital sureña, la entrega de cheques por un monto de un millón 849,780 soles. Estos cheques fueron trasladados por el mismo Barrantes a Lima, con el fin de pagar a la empresa Perú Business Corporation SAC, por la venta de compactadoras. En este caso, la reparación civil se fijó en 10,000 soles.