COMPROMISO SOCIAL ES MARCA REGISTRADA DEL PAPA FRANCISCO

Redacción 19 de enero del 2018 - 12:49 PM

RCR, 19 de enero 2018.- Una verdadera explosión de fervor religioso por todas las avenidas de Lima y la Nunciatura se vivió ayer ante la visita del Papa Francisco I, a pesar que días antes parecía notarse una situación un tanto apática. Esta experiencia debe repetirse hoy en Puerto Maldonado, capital de Madre de Dios, y más adelante en Trujillo, y es por la simpatía que irradia el Papa al verlo sonreír todo el tiempo, que atrae a los jóvenes, expresó Michael Azcueta Gorostiza, ex alcalde de Villa El Salvador.

“Como dicen en el Vaticano: Juan Pablo II era un Papa para verle, Benedicto XVI era un Papa para leerle, y el Papa Francisco es un Papa para escucharle. Es momento ahora de escuchar su mensaje desde la selva amazónica, que tanto necesita ese reconocimiento de todo el Perú”, anotó en entrevista con RCR, Red de Comunicación Regional.

En torno al compromiso social que ha marcado la trayectoria de Francisco I, Azcueta señaló que ello es parte intrínseca de la fe católica, pero muchas veces la gente no reconoce en su real dimensión la labor de la iglesia en la historia del Perú.

Para evaluar objetivamente la importancia de la iglesia, se debe empezar por apreciar su trabajo en los lugares más pobres, atendiendo a la gente necesitada con bondad y sacrificio en los sitios más alejados, hospitales, centros de salud, colegios, e incluso, participando en la defensa del territorio nacional. Sin los franciscanos, los dominicos o los jesuitas, la extensión territorial del  Perú, especialmente en la amazonia, no sería tal como es hoy”, acotó.

El también director de la Escuela Mayor de Gestión Municipal, destacó la presencia multitudinaria de la juventud en todos los actos de la visita papal, lo que, a su parecer, ha constituido una grata sorpresa.

“Las parroquias en todo Lima, y quizás de todo el país, se han movido y han realizado un trabajo extraordinario. Hay bastante jóvenes de Villa El Salvador en la denominada “Guardia del Papa” que están participando de manera voluntaria, más de lo que se esperaba. Esa alegría que acompaña al Papa, es un reflejo del sentimiento de la juventud peruana, y sería importante que ellos asuman estos valores y participen más en la vida social, cultural y política del Perú. Necesitamos una renovación que venga de los jóvenes”, concluyó.