COMITES DE VIGILANCIA EVITARÍAN PERDIDAS POR MÁS DE S/. 200 MILLONES POR CORRUPCIÓN EN LORETO  

Redacción 14 de mayo del 2018 - 5:07 PM

Una buena manera de enfrentar con éxito los actos ilícitos en obras públicas y manejo de presupuestos, es preparando a los vecinos para realizar una efectiva vigilancia y control ciudadano.

RCR, 14 de mayo 2018.- Una acción eficaz contra la corrupción ya no es sinónimo o equivalente a la expedición de nuevas normas legales, mayor cantidad de policías, o creación de nuevos “candados”, sino que la herramienta más potente para este grave problema que afecta a toda la sociedad, está en activar la participación ciudadana a través de los Comités de Vigilancia en los proyectos que se ejecutan en las diversas regiones del país, sostuvo Róger Grández, presidente del Instituto de Desarrollo SocioEconómico Prospectiva Amazónica

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), comentó que estos comités, a instancias del Grupo Propuesta Ciudadana (GPC) y sus filiales, se han instalado principalmente en aquellas regiones donde hay operaciones de empresas dedicadas a las industrias extractivas, como en Piura y Loreto, en razón a que estos proyectos deben tener por objetivo alcanzar beneficios para las comunidades.

“Lamentablemente, lo que se ha visto en los últimos años es que los habitantes de las comunidades no han sido los directamente favorecidos por los proyectos, sino que la mayoría de beneficios han sido usufructuados por otras personas, esto es, los jefes de pliego, funcionarios, administrativos, empresarios, etc., a través de actos de corrupción”, acotó.

Añadió que en la ciudad de Loreto se ha estimado en aproximadamente S/. 200 millones de soles el monto de recursos que se pierden por efecto de la corrupción.

La única manera de enfrentar con éxito este problema es preparando a la población para realizar una efectiva vigilancia ciudadana. Para tal efecto, por ejemplo en Loreto, se ha capacitado a grupos de vecinos que han mostrado liderazgo y participación en sus respectivas jurisdicciones, en labores de control y vigilancia, afirmó.

“Se han conformado los Comités de Vigilancia de Obras, y los Comités de Vigilancia de Presupuestos Participativos, ambos en conjunto han tenido resultados muy positivos en la lucha contra la corrupción, principalmente en Nauta”, destacó el especialista.

Sin embargo, Grandez reconoció que este sistema de control también puede registrar algunos defectos que limiten su capacidad de accionar contra actos ilícitos. Por ejemplo, dijo, se ha detectado que en el proceso, algunos elementos que participan en los Comités han sido seducidos para actuar mal, en algunos casos por la empresa ejecutora de las obras, o en otros, por la propia institución contratante.

Asimismo, detalló que en algunos casos, miembros de los Comités de Vigilancia son irregularmente pasados a la planilla de las empresas o instituciones, con la finalidad que se hagan de la vista gorda en su labor y no denuncien hechos irregulares que se hayan encontrado.

El director de IDS señaló que, en su opinión, la falta de algún incentivo económico a los Comités de Vigilancia ha sido una falla en las disposiciones de la Contraloría General de la República (CGR) que establecieron estos grupos cívicos para mejorar el control de las obras.

Finalmente, Grandez planteó continuar el trabajo del GPC, reconociendo a los cientos de hombres y mujeres que fueron entrenados por esta organización, y que tuvieron el orgullo de trabajar desinteresadamente por su vecindad vigilando la obra pública