BRASIL SUSPENDE LA COOPERACIÓN JUDICIAL CON EL PERÚ EN EL CASO LAVA JATO

Redacción 04 de julio del 2018 - 9:31 AM

Fuente : La República 

Odebrecht. Ante un reclamo de abogados de la constructora brasileña, ya no se realizará el interrogatorio a Hilberto da Silva. Tampoco vendrían archivos “Drousys” y “MyWayDay B”.

El Equipo de Fuerza de Tarea de Lava Jato y la Procuraduría General de Brasil suspendieron la cooperación judicial con el Perú, ante el reclamo de los abogados de la constructora Odebrecht de que se les persigue, pese a la colaboración que están brindando a los fiscales.

Así, como primera medida, vía correo electrónico, el 3 de julio del 2018, a las 6:21 de la tarde, hora de Brasil, el Ministerio Público de ese país comunicó a su par peruano que suspendía la declaración que debía prestar hoy el exdirector del sector de Operaciones Estructuradas de Odebrecht Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho.

Salvador de bahía

“Teniendo a la vista los hechos relatados en la manifestación presentada por la empresa Nolberto Odebrecht, los testimonios de mañana fueron cancelados”, señaló el breve correo enviado por los procuradores de Brasil.

Esa declaración debía realizarse hoy en la ciudad de Salvador de Bahía, ante los fiscales de lavado de activos, Germán Juárez y José Domingo Pérez. Da Silva declararía en el marco de las investigaciones al expresidente Ollanta Humala y la excandidata presidencial Keiko Fujimori.

Según fuentes judiciales brasileñas, la misma respuesta negativa se dará a los pedidos para interrogar a Jorge Barata y entregar una copia de los archivos encriptados de la Caja 2 de Odebrecht, conocidos como “Drousys” y “MyWayDay B”.

Esto supone que se corta la colaboración con el Perú en todos los casos. Al interior del Ministerio Público se creía que este era un problema solo del Equipo Especial, que no afectaría a las fiscalías de lavado de activos.

Manifiesto

Para Brasil, Perú es un todo. No hay un Hamilton Castro, por un lado, Rafael Vela, por otro, y el procurador ad hoc Jorge Ramírez y el Ministerio de Justicia un poco más allá. O todos colaboran o no habrá nada y la corrupción en el Perú habrá triunfado.

De acuerdo con nuestras fuentes en Brasil, el abogado de Barata, Carlos Kauffman, presentó un extenso manifiesto ante la Procuraduría General de Brasil de lo que está sucediendo en Lima.

Barata y Odebrecht dicen que desde noviembre del 2016 han cumplido con entregar información y pruebas al Perú de actos de corrupción, pese a los cual se persigue penalmente a sus exdirectivos, se congelan sus cuentas, se incautan sus archivos y el Ministerio de Justicia pretende cobrar una reparación civil, dicen, “impagable” de 1.600 millones de dólares.

Respecto a las incautaciones, Odebrecht indica que en diciembre del 2016 acordaron, en coordinación con el Ministerio Público, contratar a la empresa Polysistemas para guardar, a disposición de los fiscales, los archivos contables de la empresa de los últimos 15 años.

Sin embargo, la semana pasada un fiscal de lavado de activos allanó dicho local y, ante la opinión pública, presentó toda ese material como un archivo clandestino. Odebrecht subraya que de pagar 1.600 millones en el Perú quebrará y no podrá pagar los US$ 2.400 acordados con Brasil.

La decisión de la Procuraduría de Brasil va de la mano de una reciente resolución del juez Sergio Moro de prohibir que se impongan nuevas sanciones administrativas a Odebrecht, con el objetivo de proteger los acuerdos de delación premiada.

Fiscal dice que sigue buscando una solución con Odebrecht

– El fiscal de la Nación Pablo Sánchez, el fiscal superior Rafael Vela y el fiscal coordinador del Equipo Especial, Hamilton Castro, indicaron que continúan las conversaciones con los abogados de Jorge Barata y Odebrecht para llevar a buen termino el acuerdo de colaboración eficaz.

– Hamilton Castro dijo que toda colaboración eficaz tiene “picos altos y bajos” y que está seguro de encontrar una solución dentro del marco de la ley peruana.

– Explicó que la colaboración eficaz es un proceso que requiere una corroboración, que en el caso de Barata es complejo, pues se requiere la cooperación judicial de otros países. La delación premiada en Brasil, dijo Castro, es una técnica de investigación.