ARZOBISPO PROPONE MESA TÉCNICA PARA LA RECONSTRUCCIÓN

Redacción 13 de marzo del 2019 - 11:50 AM

Fuente: Diario El Tiempo de Piura

A casi dos años de ocurrido el Fenómeno de El Niño Costero, el avance en la reconstrucción es poco.

Para acelerar este proceso, el arzobispo de Piura y Tumbes, José Antonio Eguren Anselmi, en entrevista con ElTiempo, propone la creación de una mesa multisectorial con participación del Gobierno Regional y Municipalidades, así como de la sociedad Civil. La autoridad religiosa también llama a la unión para exigir que la reconstrucción sea más eficiente.

–A casi dos años del desborde del río, ¿cómo percibe la reconstrucción?

–Veo que la reconstrucción prácticamente está caminando con pies de plomo. Es muy poco lo que se ha hecho. Prácticamente nada. En áreas tan sensibles como vivienda, saneamiento, desagües, o en obras de prevención como las defensas ribereñas, en el área de salud; prácticamente es muy poco lo avanzado. En ese sentido, creo que hay una natural preocupación […], porque por ejemplo ahora que estamos en una situación de emergencia, en apenas dos años, Piura está en una situación de vulnerabilidad muy grande.

–Pero hubo una separación de nacionalistas, hay una nueva bancada.

–Si seguimos a este ritmo, ciertamente que nos va a tomar muchísimos años concluir con la reconstrucción […]. No nos olvidemos que detrás de esta emergencia o de estos desastres naturales hay historias de personas, de familias. Por eso, yo he propuesto hace mucho tiempo atrás que para que la reconstrucción de las obras que permitan tener una Piura preparada, se necesita a la brevedad posible formar una mesa multisectorial donde creo yo que deben haber cuatro actores que tienen que sentarse a trabajar juntos y esos cuatros actores son: el Gobierno Central, el Gobierno Regional, los Gobiernos Locales y la sociedad civil. Sobre todo, los representantes de los colegios profesionales de Piura y los representantes de las universidades particulares y la Universidad Nacional de Piura.

–¿De qué se encargaría esta mesa multisectorial?

–Estos cuatro actores lo que tienen que hacer es sentarse a trabajar en hacer la lista de las obras en orden de prioridad. Segundo, trabajar juntos en la elaboración de los expedientes técnicos y tercero, verificar la correcta realización de los proyectos. Creo yo que mientras esto no se dé, vamos a estar, en la reconstrucción, a este ritmo de 10% cada dos años y cada emergencia nos va a seguir encontrando en una situación de vulnerabilidad y gran zozobra. Ya es hora de que el Gobierno Central también escuche a los especialistas piuranos.

–Tenemos a los congresistas piuranos como mediadores y podrían ayudar en la representatividad, pero ¿es pasiva todavía la representación de los parlamentarios?

–Yo creo que sí, que es pasiva la representación de los congresistas. Yo solamente veo, a veces por los encuentros o contactos que tengo, solamente a algunos de ellos por acá por Piura, pero sí me gustaría que los congresistas por Piura se unieran, a pesar de sus diferencias políticas, para hacer un frente común para la defensa de los intereses de Piura y particularmente de los más pobres y de los damnificados que después de dos años todavía siguen viviendo en situaciones muy precarias.

–¿Qué falta a los piuranos para exigir que la reconstrucción se acelere?

–Unidad. Eso es clarísimo para mí. Creo que de esta situación no solamente debemos culpar al Gobierno Central o a las autoridades, sino que creo que todos los piuranos somos en parte responsables por nuestra dejadez, nuestra indiferencia y nuestra desunión. A veces, también porque hacemos primar nuestros intereses personales o de grupo, por los grandes intereses del bien común. Obviamente siempre con paz, con respeto y con orden para exigir al Gobierno Central lo que Piura en justicia se merece.

-Hace poco se denunciaba que la Comisión de Reconstrucción del Congreso se ha usadoo más para contratar asesores que para fiscalizar este proceso.

–Lo que yo le pediría a la congresista Schaefer es que ejerza esta labor para la cual ha sido elegida en el Congreso. Debe hacer que esta comisión sea de vigilancia de la reconstrucción, una comisión que realmente tenga mucha más presencia acá en Piura y continuamente vaya informándonos qué es lo que se va descubriendo, de las cosas buenas que se hacen, pero también de lo que se está haciendo mal, o lo que es peor, las cosas que no se están haciendo.

-Las autoridades regionales y municipales, ¿qué función deberían ejercer en este proceso?

–Vuelvo a decir, estar muy unidos. Yo creo que lo que deberían hacer es liderar, tanto el gobierno regional como los gobiernos municipales, la constitución de esta mesa multisectorial en donde le pidan al Gobierno central nombrar a los representantes y convocar a aquellos miembros de la sociedad civil .

–La sociedad civil ya ha hecho aportes al proceso de reconstrucción, ¿quién podría hacer que se escuche su voz?

–Creo que el Gobierno Regional debe de liderar esta gran convocatoria donde le pida al Gobierno Central que nombre los representantes. Cuando yo he escuchado las propuestas de los especialistas me parecen sensatas porque parten de un conocimiento de nuestra realidad. No solo un conocimiento de la naturaleza, sino social, de la realidad de nuestro pueblo […]. Con un poco de lluvias que hemos tenido, hemos visto como han colapsado centros de salud, como quedan las vías incomunicadas, ciudades como Malingas con más de 14 mil habitantes aislados. Todo esto es un trabajo de largo aliento, pero que ya tiene que comenzar.

–¿Falta prevención?

–Sabemos que todos los años estamos expuestos a las lluvias, inundaciones, estamos expuestos a enfermedades endémicas como es el dengue, pero no tenemos un protocolo de prevención que suponga elaborar un plan para hacer frente a todas estas necesidades cada año.

–En las obras de reconstrucción se sigue cuestionando algunos actos de corrupión…

–Por eso que justamente la conformación de esta mesa multisectorial y la elaboración de los protocolos de prevención impediría esos posibles actos de corrupción porque no tendríamos que esperar a una emergencia. Cuando se declara la emergencia sabemos que sin licitaciones se asignan los recursos.