ADVIERTEN A GOBERNADORES Y ALCALDES QUE MALOS MANEJOS DE FONDOS PÚBLICOS CONSTITUYE DELITO DE CORRUPCIÓN Y PECULADO.

Redacción 08 de febrero del 2019 - 12:13 PM

Algunas autoridades buscan ganar “capital político” a través de obras que no cuentan con una debida fiscalización, advirtió experto en derecho constitucional, Julio César Castiglioni.

RCR, 08 de febrero 2019.- Aquellos funcionarios que incurran en malos manejos o ejecuten desvíos irregulares de los fondos públicos que tienen los Gobiernos Regionales, las Municipales Provinciales o Distritales, podrían ser procesados por los delitos de corrupción y peculado, debido a que este acto atenta directamente contra la administración pública y gubernamental, advirtió el experto en derecho constitucional, Julio César Castiglioni.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), el también experto en derecho municipal aseguró que esta clase de irregularidades se cometen con frecuencia al interior de Gobiernos Regionales o Municipalidades. Por ello – anotó- es importante advertir a las nuevas autoridades regionales lo gravísimo que sería incurrir en alguno de estos delitos.

“Si se utilizar mal el dinero de los gobiernos regionales o municipalidades podríamos estar ante un delito de corrupción o peculado. Ahora, estos son delitos que se cometen con frecuencia dentro de la administración pública cuando las autoridades hacen uso indebido de los fondos. Creo que es importante que siempre tengan en cuenta hacían dónde se están metiendo”, explicó.

En ese sentido, detalló que la mayoría de estos casos se presentan cuando las autoridades buscan ganar “capital político” a través de la inauguración de obras públicas o beneficios para los pobladores. Sin embargo, según dijo, el dinero para estos proyectos no cuenta con ningún tipo de fiscalización, lo que hace previsible que haya existido alguna clase de “malversación”.

“Es cierto que a veces los alcaldes o gobernadores hacen obras o inauguran grandes proyectos que a ellos les interesan política o económicamente. El problema es que luego nos enteramos que este dinero tuvo un desvío o una malversación. Entonces, es allí cuando se empieza a tejer el hilo del delito, por eso es importante la fiscalización”, subrayó.

Por ello, Castiglioni remarcó la importancia que tienen los órganos de fiscalización al interior de los Gobiernos Regionales o las Municipalidad Provinciales y Distritales. “Hay diferentes instancias que pueden hacer un eficiente control del presupuesto que sale de los Gores y así evitar este tipo de malversación de fondos por parte de las autoridades de turno”, añadió.

El primero de ellos, explicó, es el Consejo Municipal, órgano de fiscalización que integra a todos los regidores elegidos junto al gobernador o al alcalde de turno. “Ellos están encargados de ejercer una función fiscalizadora y son los primeros que deben hacer frente a la forma cómo se maneja el dinero para que éste no sea malgastado”, enfatizó.

Otra de las instancias fiscalizadoras, agregó, es la Contraloría General de la República, que realiza diferentes tipos de control interno al momento que un alcalde o gobernador inicia un proceso de compra pública. “La Contraloría también juega un rol importante, porque efectúa control previo, control recurrente y control posterior. Es decir, está inmersa en todo el proceso de compra para detectar posibles desvíos”, resaltó.

Por último, indicó que el Consejo de Coordinación Local, integrado por todos los alcaldes participantes, también cumple un rol fiscalizador porque tiene “en sus manos” la aprobación de presupuesto participativo que, posteriormente, pasa al Consejo Municipal.

“Ellos deben fiscalizar las compras que han sido aprobadas por Consejo Municipal y que han sido reiteradas en el Consejo de Coordinación Local para que se ejecuten. Todas estas instancias son importantes para que cualquier compra u obra se ejecute de manera regular y sin alguna malversación de fondos”, sentenció.